“Robocop”: las series y cómics (III)

Print Friendly

4 Votos obtenidos¡Vótame!

.

1

Especial “Robocop” parte 1 (Comparación “Robocop” 1987 y 2014)
Especial “Robocop” parte 2 (“Robocop” 2 y 3)

La pasada semana sufrimos las secuelas de “Robocop”. Hemos analizado ya las 4 películas dedicadas al policía cibernético de Detroit, pero hay más, de hecho hay cuatro series de televisión y multitud de cómics y videojuegos. Como esta es la sección de cine y TV no vamos a tocar ni los videojuegos ni los cómics… bueno un par de ellos sí.

Pero vamos a ponernos ya en modo comentario, que tampoco voy a analizar mucho.

‘Robocop. La serie animada’ (1988)

En los violentos años 80 surgieron iconos del mamporro que eran adorados tanto por adultos como por niños. Era la época, no lo olvidemos, de Chuck Norris y Stallone con Rocky y Rambo. La popularidad de Robocop, era tal entre niños que no podían ver su película que se decidió darle una serie de animación. Pero, claro, el rollo era totalmente diferente al no poder enseñar violencia explícita, por lo que se disparaban rayos (siempre algo que no fueran balas) y nunca directamente a matar, sino a aturdir. En cuanto a sexo y drogas ya ni hacer referencias. La animación era más o menos eficaz y los guiones decentes. De hecho podría decir que los guiones eran más adultos que los de la tercera entrega de la saga.

Como se puede comprobar, se resume el origen del personaje en la intro de la serie y aunque se rebajó la violencia de la película, aparece la forma en la que “murió” el agente Murphy. Bueno, pues eso todavía provocó críticas en EEUU.

La productora era Marvel Cómics, quien había comprado los derechos para editarlo en papel y había aprovechado. Evidentemente los cómics eran igualmente descafeinados, de hecho recuerdo un cómic de “She-hulk” dibujado por John Byrne (si, el mismo revitalizador de Superman) donde se reía abiertamente por la falta de acción tanto de los cómics como de la serie animada.

La serie se compuso de 13 únicos capítulos y tras la película de Verhoeven, todavía está considerada la mejor continuación.

Como curiosidad decir que este mismo caso pasó con el personaje de John Rambo, quien a pesar de su violenta saga fílmica también llegó a tener una serie de animación -por muy increíble que nos parezca- dada su popularidad entre la chavalería.

‘Robocop’ (1994-95)

Sinceramente no sé si la idea de esta serie en imagen real surgió antes de la debacle del tercer capítulo o si intentaron aprovechar los restos de la popularidad para sacar unos cuartos en TV pero la serie sucedió casi de inmediato a la saga cinematográfica. La verdad es que Orion Pictures, la productora de la saga no pasaba por buenos momentos y aceptó la venta de derechos para una serie de TV canadiense por 500.000 dólares.

‘Robocop. La serie’ continúa donde quedó el film del 87 ya que no se usa toda la subtrama de la OCP adueñándose de Detroit como se veía en los films del 90 y 93,  aunque sí se tira del rollo de que la corporación tenía puntos de contacto con el crimen organizado. Se reutilizaron personajes de la saga, pero cambiando los nombres por problemas de derechos, vamos que hubieran tenido que pagar más a Orion. Así la agente Lewis sería aquí la detective Lisa Madigan.

El presupuesto por episodio era muy alto para la época, ya que era de 1,25 millones de dólares. Como ya comenté en su momento, el presupuesto de la película original fue de 13 millones, así que estamos ante una serie en la que se confiaba, pero…

Era televisión y en abierto, así que la violencia no era explícita y los guiones carecían de garra. A pesar de que en el episodio piloto se usaron elementos del descartado guión de la secuela escrito por el mismo equipo que el primer film, Ed Neumeyer y Michael Miner, tiene el mismo problema que las secuelas cinematográficas: que no tenía a Paul Verhoeven por ahí. De hecho lo de construir a otro Robocop utilizando gente “desechable” –criminales en la película de Irvin Keshner, mendigos aquí– está en ambos guiones, por lo que suponemos que la idea de más robots fue una decisión de la productora.

En los episodios posteriores la cosa no mejoró ya que incluso se copió a un episodio de “El fugitivo” casi palabra por palabra convirtiendo al robot-policía en un trasunto del Richard Kimble. Además se introdujo a una niña como mascota de la comisaría y hasta hay un fantasma que ronda dentro de los sistemas informáticos de la policía, una idea que retomaría la serie de TV ‘Caprica’ (2009) y ahora la película protagonizada por Johnny Depp “Trascendence” (2014), pero claro, estamos hablando de una serie para todos los públicos, así que el tratamiento sería muy pueril. Si ya así por encima la cosa pinta ridícula, con la mediocre puesta en escena de los directores asignados a la serie, tenemos no ya este absurdo capítulo sino también una serie entera de 23 episodios que no capturaba prácticamente nada de lo que se suponía que era el personaje.

‘Robocop: Alpha commando’ (1998)

Otro día me pongo a explicar todo lo que ha pasado con la Metro, United Artists y Orion en los últimos 35 años en los que más que vivir, han sobrevivido, sobre todo gracias a la franquicia 007. Es por eso que la compañía del león ha intentado hacerse con más franquicias, una de ellas esta de “Robocop”.

En 1996 Orion Pictures se declaró en bancarrota y fue comprada por la Metro-Goldwin-Mayer. Lo primero que hicieron fue testar un posible reinicio de la franquicia con una nueva serie de animación muy en la onda de ‘Batman: la serie animada’ o ‘Superman: la serie animada’, que ya comenté hace unas semanas en mi análisis de Superman.

La serie, como las dos comentadas antes, estaba destinada a emitirse los sábados por la mañana, por lo que se encargaron, como es normal en estas series, 52, pero la escasa aceptación de la misma hizo que sólo se realizasen 40. Y es que este Robocop no tenía ni chicha ni limoná. A duras penas se podía rastrear la conexión con el de las películas y si estaba más cerca de las series de superhéroes que estaban triunfando en ese momento. Vamos, que lo mismo podría haber sido Robocop que “MarianiCop el corto” en esa sucesión de aventuras.

En cuanto a la serie en sí, la animación era decente sin más, las aventuras intrascendentes y más pendientes en vender juguetes que en hacer seguidores. Olvidable.

‘Robocop: Prime directives’ (2001)

Ha pasado una década desde los incidentes de “Robocop 3”. Ahora Detroit ya no existe y se llama Delta City, siendo esta la ciudad con menos delincuencia de la tierra, pero la OCP, dueña de la ciudad, está al borde de la bancarrota y vuelven a trastear la delincuencia y el rollo cibernético-policial.

En 2001 los canadienses que hicieron la serie orientada a toda la familia del 94, perdían los derechos de la franquicia  y se sacaron de la manga una miniserie de cuatro capítulos de 90 minutos con un tono más oscuro y supuestamente más cercano al de las películas originales. El problema era que se hizo contrarreloj y con un presupuesto ínfimo. Aunque en el tráiler de su edición en DVD parece hasta interesante, la verdad es que es tan casposa que parece un culebrón de los antiguos. El guión hace aguas por todas partes, la realización parece totalmente amateur y los efectos especiales parecen hechos por un PC de primera generación. Un desastre que aunque esté bien valorado por intentar retornar a los orígenes, realmente fue el que puso el último clavo al ataúd audiovisual del agente Murphy.

Robocop, 13 años en barbecho

Tras esto la Metro vio que el único capítulo de éxito real de la saga era el dirigido por Verhoeven, y es por eso que trató de convencer a varios autores para continuar la franquicia. El que más cerca estuvo fue Darren Aronofsky quien llegó en 2007 para hacerse cargo del tinglado con un guión que, aunque finalmente fue descartado por Padhila, parece ser que era realmente interesante. El problema fueron los problemas económicos de la Metro, a los que ya me he referido antes,  que paralizaron el proyecto. Durante tres años Aronofsky esperó pacientemente, hasta que se le hincharon las bolitas y desistió para hacer “Cisne negro”, maniobra que le salió escandalosamente bien. Tras esto llegó Padhila y el remake recientemente estrenado.

Pero como dije en el encabezamiento Robocop no se ha limitado a Cine y TV, sino que también ha dado para videojuegos y cómics. Voy a hacer una breve referencia a varios cómics del héroe androide, fuera de las tres adaptaciones al cómic de sendos filmes, porque son interesantes para el estudio de esas mismas películas, así que analizaré no los cómics en sí, sino su relación con las películas.

Robocop_VS_Terminator

“Robocop Vs. Terminator” (1992)

En 1991 el artista Chris Warner tuvo la idea de hacer en cómic un crossover entre dos franquicias de la Fox, “Alien contra Depredador”. Aquello tuvo un éxito apoteósico y la editorial Dark Horse, responsable de la edición de este cómic, vio la posibilidad de hacer lo mismo con dos franquicias de Orion Pictures como eran Robocop y Terminator.

Para ello se contrató a dos pesos pesados del cómic USA como son Frank Miller y Walt Simonson, el primero porque ya había guionizado el segundo capítulo fílmico del policía de Detroit y el segundo por su afición a las tecnologías y su particular dibujo. El resultado artístico fue elevado, siendo uno de los cómics americanos más interesantes de los 90.

¿Por qué es interesante para este artículo? Pues porque Miller tomaría elementos de esta miniserie de cuatro capítulos para el guión de la tercera parte. Así encontramos en ambos a la doctora Lazarus o vemos a un Robocop volador.

“Robocop de Frank Miller” (2004)

Frank_Miller_RoboCop_1Aunque posteriormente trabajó para “Robocop 3”, Frank Miller siempre echó pestes de lo que hicieron con el guión que escribió para “Robocop 2”. Los rumores sobre la increíble calidad del mismo era tal que en 2004 Miller accedió a publicar una adaptación al cómic de dicho guión.

Aunque el guión corrió por cuenta de otro gran profesional del cómic, Steve Grant, en los nueve capítulos que componen esta serie vemos perfectamente la mano de Miller. Este guión anda muy cerca de sus clásicos “Daredevil: Born again” y “Batman: año uno”, donde tenemos la acción bifurcada entre el héroe plateado y el héroe anónimo que es en este caso Lewis. Por desgracia la leyenda sobre este cómic es desproporcionada y no es tan brillante como todo el mundo suponía.

¿Por qué es interesante para este artículo? Pues lo es por ver el proceso de trasvase de un guión a la pantalla y la evolución del mismo hasta que se estrena. Considero apropiado y oportuno ver esa comparación entre el guión original, en este caso el escrito por Miller, y lo que finalmente vimos. Al comparar ambos guiones, vemos que el principal problema del guión integro de Miller es su larguísima duración, por lo que es imaginable por qué recortaron gran cantidad de cosas, pero también hay que decir que muchas de esas cosas recortadas están presentes en el tercer capítulo. Para tapar muchos huecos se metieron subtramas que poco o nada aportaban. Quizá Verhoeven hubiera sacado del guión de Miller, excesivamente esclavo de su labor como guionista de cómic, otra gran película, pero el más clásico Kershner, demasiado esclavo de la labor impuesta por los productores, no supo ir más allá.

“Robocop: último asalto” (2013-14)

Robocop Ultimo asaltoCon motivo del estreno de la película de José Padhila la editorial Boom! Studios se ha hecho con los derechos del guión original de Frank Miller para “Robocop 3” en una operación similar a la hecha por Avatar comics hace una década con el cómic que acabo de comentar.

También guionizado por Steve Grant y aún en publicación cuando escribo esto, lo visto por ahora deja claro que en esta ocasión se ha sido más fiel al guión de Frank Miller, pero han hecho lineal lo que en el guión no lo era, perdiendo el suspense en el camino. Esta ruptura del guión y la infantilización del mismo en vista de querer hacer una película para todos los públicos es lo que hizo que el tercer capítulo de la saga fuera la debacle que fue.

Y con este breve comentario dejamos a Robocop por ahora. El escaso éxito del remake hace indicar que, por ahora, no seguirá la franquicia pero un personaje tan jugoso como puede ser este y tan poco aprovechado indica que en el futuro puede ser que nos demos una vuelta por el violento Detroit de la mano del futuro refuerzo de la ley.

Redacción: Juan Pablo Pérez Padial

Sobre Maria José Díaz-Maroto García

Cinéfila empedernida buscando la serie perfecta. Combino mi pasión por el cine con las series y los libros. Redactora Jefe de Cine de esta gran comunidad que es Pandora Magazine y propietaria de un pequeño blog donde extiendo mi pasión por el cine, la literatura, las series y etcétera: 'Delirios, Literatura, Cómics y Películas'.