Reseña: La abadía de Northanger, Jane Austen

Título: La abadía de Northanger Autor/a: Jane Austen Editorial: Grupo Anaya Sello: Alianza Editorial Año de publicación: 2013 ISBN : 978-84-9104-513-7 Páginas: 334 Precio: 12,95€ Cómpralo aquí. . . SINOPSIS La vida de la joven Catherine Morland -miembro de […]
Print Friendly

0 Votos obtenidos¡Vótame!

Título: La abadía de Northanger

Autor/a: Jane Austen

Editorial: Grupo Anaya

Sello: Alianza Editorial

Año de publicación: 2013

ISBN : 978-84-9104-513-7

Páginas: 334

Precio: 12,95€

Cómpralo aquí.

.

.

SINOPSIS

La vida de la joven Catherine Morland -miembro de la numerosa familia de un modesto clérigo rural- discurre apaciblemente en la campiña inglesa, donde se entrega con pasión a su distracción favorita: leer novelas de género gótico, llenas de pasadizos ocultos, mazmorras y misterios. Una invitación en la vida real, sin embargo, la lleva a la ciudad de Bath, donde ella y su hermano James establecerán relaciones con los Thrope, ambiciosos y manipuladores, y los Tinley, vástagos de una distinguida familia cuya hacienda, que ostenta el pincotesco nombre de “abadía de Northanger”, despierta en Catherine las más escalofriantes y deliciosas expectativas. Teñida de una fina ironía, La abadía de Northanger mezcla amores, convivencias y apariencias, regalándonos como pocas obras el placer de la lectura.

 

.

OPINIÓN PERSONAL

Como os comenté en la reseña anterior (puedes verla pinchando aquí), este es el bicentenario de la muerte de Jane Austen, precursora destacada de la novela moderna en Europa, y quería hacer algo especial para conmemorarla.

Estoy siguiendo el orden de la publicación de sus obras a la inversa, por lo que La abadía de Northanger se cuela en el segundo puesto, siendo publicada, al igual que la anterior en 1818, como obra póstuma de la autora.

Al comienzo del libro hay una nota de la autora en la que se especifica que el libro fue comprado para ser publicado en 1803, pero que finalmente el librero no lo publicó. Por eso se pide al lector que comprenda que han pasado 13 años desde que se terminó el libro hasta que fue publicado. Aunque, sinceramente, creo que a nosotros, en la época en la que vivimos, no nos afecta.

Comenzaré diciendo que la historia me ha sorprendido mucho ya que se sale un poco del registro al que estaba acostumbrada de la autora. Catherine Morland es una joven de 17 años que a pesar de la insistencia de su madre en que estudiase más, se decantó por leer novelas. Algo que en la época no estaba bien visto pues no aportaba nada al conocimiento. Catherine es la tercera de los diez hijos de un modesto clérigo, que se ve beneficiada por unos vecinos más pudientes, los cuales la invitan a pasar una temporada en Bath.

Una vez allí, Catherine piensa que va a vivir aventuras, pero nada más lejos de la realidad. Vivirá aventuras, sí, pero no como las de las novelas que ella lee. Se relacionará con gente, irá a salones a bailar, al teatro… convirtiéndose así en una joven señorita. En Bath conocerá a Isabella Thrope, su primera amiga de verdad con quien compartirá confidencias y secretos. Además, poco después aparecerá el hermano de Catherine, James, acompañando a John Thrope, el hermano de su amiga.

Pero Catherine conocerá al joven señor Tinley en uno de los bailes y quedará totalmente prendada de él. ¿Estará el destino a su favor? Eso piensa ella cuando la invitan a pasar una temporada en la casa de la familia Tinley, casa a la que llaman La abadía de Northanger. Nombre que la lleva a pensar en mil aventuras.

Y hasta ahí voy a contar. He de decir que la historia me ha gustado mucho, pero en especial el personaje de Catherine me ha encantado. Es una joven lista, que se guía por sus instintos y a la vez intenta seguir las normas de la sociedad en la que vive, eso sí, sin dejar de ser como es: dulce, atenta, leal y, sobre todo, soñadora.

Como siempre, con Austen, los personajes están perfectamente definidos, y en este caso, cada uno de ellos tiene una actitud distinta. Isabella Thrope es esa amiga que intenta dar consejos, pero que no sabe ver más allá de lo que tiene delante, que busca beneficiarse de todo y que cuando algo no le sale bien, dice que no ha roto ningún plato. James Morland, el hermano de Catherine, es un joven que tiene claro su futuro, y no sólo debido a sus ingresos, sino a todo lo que le rodea. John Thrope es el típico joven que tiene que presumir de todo lo que tiene (aunque no sea mucho) para quedar bien para con los demás; de quien todos hablan bien, pero que a la hora de la verdad se ven sus intenciones. Henry Tinley es el segundo hijo de una familia acaudalada que se ha hecho clérigo, pero que, en todo momento sabe lo que quiere y hacia dónde quiere llevar su futuro.

La verdad es que hay muchos más personajes, pero no podría definirlos a todos porque esta reseña se eternizaría. Lo que sí quiero nombrar es la gran relevancia que toman los personajes secundarios en las novelas de la autora. Relevancia que hacen que la novela sea más llamativa, más movida y que tenga mucho trasfondo, de modo que ayuda a comprender mejor la época que se describe.

La crítica a la sociedad de la época, al igual que en otros libros, es evidente ya que, a pesar de que la protagonista femenina viva aventuras, trata muy a menudo los temas del dinero y de la posición social, y las diferencias que hay entre los que tienen más y los que tienen menos. Además eso se hace evidente en las reacciones de Isabella a lo largo del libro.

Otro de los temas llamativos ha sido la lectura de novelas por parte de la gente de la época. Si bien es cierto que, a lo largo del libro, se hacen muchas referencias a novelas del momento, la autora deja claro a través del relato que no estaba bien visto que se leyeran ese tipo de libros porque no eran instructivos. Lo que podía hacer que se considerase “tonta” a una mujer por el hecho de leer ese tipo de libros. El personaje de Henry Tinley intenta desmontar esta “norma” de la época en un discurso de lo más interesante, en el que él alega que también le gusta leer novelas.

En general, el libro da la sensación de ser una búsqueda de uno mismo (no en el sentido literal de la palabra), sino más bien como una evolución en la que se puede ver cómo Catherine, va cambiando desde las primeras páginas hasta las últimas, y cómo gracias a “los golpes y tropiezos” se va dando cuenta de muchas cosas, haciendo que madure rápido.

Y el final…  no puedo no hablar de eso. Me ha parecido de lo más elaborado, desentrañando todas las dudas que pudieran quedar en un principio.

El libro está escrito de tal forma que consigue atraparte, haciendo que quieras saber más y más y más. Puedo adelantar incluso que es el primer trío “amoroso” que he leído en un libro de estas características, lo que me ha dejado completamente alucinada. Además, como es bien sabido, las novela de Austen no se caracterizan por tener un ritmo muy ágil, sino que todo se va sucediendo poco a poco.

El lenguaje no es sencillo a pesar de tener una buena traducción. Y digo esto porque no estamos acostumbrados a ciertas expresiones que se utilizan. Quizás se tarde un poco más en leer, pero merece la pena.

Debo comentar la edición. Es simple y llanamente perfecta, tanto por fuera como por dentro. No me puede gustar más. Ya lo comenté con el libro anterior, pero me parece que es una edición muy cuidada que hace que con un solo vistazo quieras enterarte un poco más de lo que trata el libro., y eso es un punto muy fuerte a su favor.

Un libro muy recomendado, ya no solo por descubrir qué pasará con Catherine, sino por adentrarnos un poco más en las costumbres de la época. Estoy deseando ponerme con el siguiente libro y seguir conociendo un poco más del siglo XIX.

 

 

Sobre Alex G

Leo porque adoro poder evadirme, ser princesa, guerrera, cambiar de universo, viajar por el mundo… Leo porque puedo ser quien quiera cuando quiera, porque puedo seleccionar la historia que mas me apetezca leer y, sinceramente, porque me encanta.