Perceval Graells: “Lo más difícil de mi trabajo es empezar un nuevo proyecto”

Hoy en Pandora Magazine entrevistamos a Perceval Graells, artista residente en Alicante que acaba de diseñar el logo para el 75 aniversario del periódico alicantino Diario Información, y que hace […]
Print Friendly, PDF & Email
9 Votos obtenidos¡Vótame!

Hoy en Pandora Magazine entrevistamos a Perceval Graells, artista residente en Alicante que acaba de diseñar el logo para el 75 aniversario del periódico alicantino Diario Información, y que hace unas semanas participó en la exposición colectiva “Encuentro de Arte Mediterráneo Ibiza-Alicante” en la sala Es Polvorí de Ibiza, donde tuvimos la oportunidad de conocerla.

Nacida en Elche en 1983, eligió su nombre artístico porque quería que sus dos apellidos, tanto el de su padre como el de su madre, apareciesen en su firma. Cursó sus estudios de Bellas Artes en Valencia, Barcelona y Milán, y ha vivido en países como Estados Unidos, Italia, Alemania o Francia, por lo que es capaz de expresarse en seis idiomas diferentes: español, catalán, italiano, inglés, francés y alemán. Sus obras, tan viajeras como ella, han sido expuestas tanto en salas españolas como europeas, llegando incluso hasta La Nacional de Nueva York.

Pandora Magazine: ¿Cuándo decidiste que querías dedicarte al mundo del arte?

Perceval Graells: Realmente yo creo que de toda la vida. Tenía un tío que era delineante y le veía siempre dibujando y una mañana le pregunté que qué hacía y me dijo que era delineante. Entonces, cuando iba al cole y me preguntaban “¿Qué quieres ser de mayor?”, yo decía que delineante, y me decían “¿Qué es eso?” y yo decía “Pues no sé, pero se dibuja”.

PM: ¿Hay alguien más en tu familia aparte de tu tío que se dedique al mundo del arte?

PG: No, yo soy la primera artista—risas.

PM: ¿Y cómo se tomaron la decisión en tu entorno?

PG: Pues muy bien, porque aunque normalmente los padres siempre quieren que hagas algo más técnico, con más categoría, mis padres vieron que tenía algo. Desde bien pequeña, la única forma de tenerme controlada era dejarme en una mesa con colores y papel, y me pasaba ahí horas y horas. Mi padre incluso pensó que yo podría haber sido arqueóloga o diseñadora, sabía que me iba a dedicar a algo artístico. De hecho, cuando hacían los típicos test en el colegio siempre decían: o algo de lenguas o algo de arte.

PM: ¿Qué valor le das a la formación para un artista?

PG: Estudiar Bellas Artes tiene sus pros y sus contras. Por una parte te dan mucha formación en cuanto a técnica y también te sugieren temas y de ahí salen cosas interesantes. A veces echo de menos que me hagan una propuesta, porque ahora estoy muy centrada en la pintura, pero en bellas artes tocas muchas disciplinas diferentes que puedes incluso mezclar o apoyarte de una técnica con la otra. Pero al mismo tiempo, te hacen estudiar el cuerpo humano, hacer bodegones, figura clásica…Te enseñan a dibujar bien, pero al mismo tiempo, pierdes frescura.

PM: ¿Te limitan a la hora de encontrar tu propio estilo?

PG: No es que te limiten, sino que te quieren enseñar tanto la técnica que yo creo que eso hace que pierdas la frescura. En cuanto a proyectos está bien, porque te enseñan a desarrollar un proyecto, a llevarlo a cabo, pero al mismo tiempo, pierdes la frescura en el movimiento, en el trazo.

PM: Pasaste una temporada en París, ¿crees que es importante vivir allí si eres artista?

PG: Creo que es importante viajar y ver mucho mundo. No te puedes quedar donde has nacido, hay que intentar ver el mundo con tus propios ojos. Es el mejor aprendizaje. Siempre he dicho que la mejor enseñanza es viajar, conocer gente, empaparte de la cultura de los demás, ponerte en la piel de los otros. París no creo que sea imprescindible. Es una ciudad muy bonita, tiene museos impresionantes, para mí el Pompidou es impresionante, pero vivirla es muy duro. Porque no tiene nada que ver ir de viaje quince días, que trabajar y al mismo tiempo, pintar. Es muy duro, y los días grises son muchísimos más que los días soleados.

PM: ¿Cómo pasaste del arte figurativo al no figurativo?

PG: Me costó mucho, porque venía de una formación clásica, de academias, y llegar al punto de sacar algo de dentro, cuesta, tienes que desaprender. Como decía Picasso, que le llevó toda la vida aprender a pintar como un niñoAl principio me salían todo líneas rectas, fue muy difícil.

PM: ¿Lo pasaste mal?

PG: Sí, la verdad es que sufría, porque mi mente iba por un sitio y mi mano por otro. Siempre era todo súper relamido, los trazos muy pensados, porque me habían enseñado a hacer las cosas perfectas. Y yo quería que saliera imperfecto.

PM: ¿Cómo funciona el proceso de creación de una obra no figurativa?

PG: Yo tengo el lienzo en blanco y empiezo a poner colores pensando: “Hoy me apetece pintar en azul”, “Hoy me siento más alegre, quiero verde, o un color más vivo”. El principio siempre es difícil, porque tienes el lienzo en blanco y eso asusta. Pero una vez que pongo la primera mancha, me voy dejando llevar y van saliendo sentimientos o cosas que llevo dentro. El tema es que mi pintura no habla de algo figurativo, no estoy intentando representar el sol.

PM: Representas emociones.

PG: Claro. Represento la emoción que me produce el sol, o lo que me produce el mar…Cada persona lo puede ver de una manera. Creo que mis obras en ese sentido están bastante abiertas, que cada uno puede ver lo que quiera ver.

PM: ¿Cómo sabes que has terminado una obra?

PG: Uf, la pregunta del millón. Es difícil, porque hay veces que crees que la has acabado y llega la semana siguiente y dices “No, aquí falta algo, sigue faltando algo”. Hasta que encuentro eso que falta.

PM: Te lo dice el cuerpo.

PG: Sí.

PM: ¿Y dejar una obra con algo que falte no es una forma de expresarte?

PG: No, porque siempre la voy a ver y voy a decir “No, está bien, pero le falta algo”.

PM: ¿Qué es lo más difícil de tu trabajo?

PG: Lo más difícil de mi trabajo es empezar un nuevo proyecto. En otro tipo de pintura, cuando hacía más figuración, eso no me pasaba, siempre tenía imágenes. Pero el pintar algo con manchas y colores es complicado. El empezar es complicado. Siempre he sido muy exigente conmigo misma y pensar que ya he hecho cosas buenas y que tengo que hacer algo mejor para mí es un bloqueo impresionante.

PM: De todos los proyectos en los que has participado, ¿cuál es el que más te ha gustado?

PG: Me hizo mucha ilusión la última exposición que hice en Nueva York y luego en L’Alfàs del Pi (“Moments”, de la Fundación Frax). Disfruté en todos los sentidos, José Luis Ferris me escribió un texto impresionante que me encantó. Para mí fue una de las más emocionantes de mi vida hasta ahora, aunque espero que vengan más (risas). También me ha parecido muy emocionante hacer el logo del Diario Información. Ha sido diferente, porque he trabajado mi arte, pero adaptándolo a diseño gráfico. Y el encuentro de Ibiza fue bastante interesante por la diferencia de artistas que hubo, el tema de incluir la danza…Estuvo muy bien.

PM: ¿Cuál es el proyecto que menos te ha gustado?

PG: Soy de las personas que piensan que las cosas salen porque tienen que salir. Si algo ha salido no suelo arrepentirme porque de todo se aprende. De todo. A lo mejor en su día algo me costó más, pero todo te lleva a crear otras cosas, y cualquier cosa que hagamos en la vida sirve para el futuro.

PM: ¿Ha habido algún momento en el que hayas querido tirar la toalla?

PG: Ha habido muchos momentos de mi vida en que he pensado “Esto lo dejo”, pero siempre tenía a alguien a mi lado que me decía “Lo haces muy bien, sigue adelante, no lo dejes”. Y entonces dices “Venga, va, voy a seguir intentándolo”. Pasa muchas veces porque es duro, son muchas horas de trabajo y de soledad, de no ver a tus amigos. Pero es que es mi sueño, poder vivir de lo que me gusta. Tengo la suerte de que mi trabajo es mi sueño y mi ilusión, es algo que no todo el mundo puede decir.

PM: Y si lo que haces es lo que te gusta, ¿a qué dedicas el tiempo libre? ¿Los artistas se toman vacaciones?

PG: No, qué va. No nos tomamos vacaciones ni cuando vamos al cine a ver una película. La mente siempre está ahí, dándole vueltas. Ahora me obligo a cogerme los domingos libres, porque antes, ni eso. En mi tiempo libre lo que me gusta es hacer cosas para despejarme. Practico danza dos horas a la semana, voy mucho a la montaña o a ver el mar, o con la familia, porque me encanta estar con la familia.

PM: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

El día 8 de abril tengo una exposición conjunta con un escultor que se llama Hans Some en la Casa del Cable de Jávea, el 2 de junio expondré en la Llotgeta de Valencia, en la Fundación CAM, y a la semana siguiente, en el Centro Cultural de Alcoy. Y a partir de junio, ya veremos.

Agradecemos a Perceval Graells que nos invitara a su estudio para concedernos esta entrevista y el tiempo que dedicó a responder a nuestras preguntas.

Sobre Verónica López López

Soy periodista y vivo en Alicante. Me encanta todo lo que tenga que ver con la cultura y el arte, desde lo clásico a lo contemporáneo. Y por supuesto, soy una #catlover empedernida.