Especial Samuráis | Las armas que empleaba un samurái

Cuando pensamos en un samurái, instantáneamente nos viene a la cabeza esa típica arma que tanto caracteriza a esta casta guerrera: la katana. Pero la katana no es la única […]
Print Friendly, PDF & Email

32 Votos obtenidos¡Vótame!

Cuando pensamos en un samurái, instantáneamente nos viene a la cabeza esa típica arma que tanto caracteriza a esta casta guerrera: la katana. Pero la katana no es la única arma que empleaban en los combates o en las guerras. También utilizaban la naginata, el arco y las flechas, el arcabuz, etc.

En este artículo haremos un pequeño repaso a estas armas y a otras menos famosas pero que también eran utilizadas para luchar y defenderse. Y empezaremos, cómo no, con la que mejor representa a los guerreros japoneses y donde reside el alma de los samuráis: la katana.

La katana es un tipo de espada concreto –no es un término que se utiliza para definir de forma genérica a las espadas como se suele creer– de una longitud de 60-65 centímetros, con la hoja ligeramente curvada y un único filo. Se solía llevar en el flanco izquierdo y con el lado cortante hacia arriba para poder desenvainar con rapidez.

A finales del período de las guerras civiles, Toyotomi Hideyoshi prohibió llevar armas a excepción de los samuráis. Con esta prohibición se podía distinguir a los samuráis que portaban siempre dos espadas: la katana y la wakizashi. Durante el período del Shogunato Tokugawa la katana dejó de utilizarse, ya que fue una época de paz y sin guerras en Japón que duró dos siglos. Tan sólo se utilizaba en los duelos y como símbolo de la casta samurái. Pero tras finalizar el feudalismo y comenzar la modernización del país, en 1876 el emperador Meiji prohibió a los samuráis llevar espadas en público.

Además de la famosa katana, existían otros muchos modelos de espadas que también se empleaban en el campo de batalla:

La tachi era una espada un poco más larga (hasta 78 cm) y más curvada que la katana. Se utilizaba sobre todo cuando se iba a caballo. Y aunque era igual de eficaz en tierra, era más incómoda de usar. A diferencia de la katana, la tachi se llevaba en el flanco derecho y con el filo hacia abajo.

La uchigatana fue precursora de la katana y evolucionó de la tachi. Medía entre 60 y 70 centímetros y su curvatura era bastante acentuada. Era un arma muy ligera y se podía empuñar con una mano gracias al poco grosor de su hoja. Se llevaba a la cintura con el filo hacia arriba.

La nodachi era una gran espada cuya longitud podía medir de 140 hasta 180 centímetros. Se utilizaba con ambas manos y tenía el mismo diseño que la tachi. Era un arma que utilizaba la infantería (ashigaru) para contrarrestar las cargas de caballería.

La kodachi era una espada muy corta, aunque no tanto como para ser considerada un puñal. Medía aproximadamente unos 60 centímetros. Aquellos que no eran samuráis se les permitían llevarla, ya que su longitud entraba dentro de lo establecido durante el período Tokugawa.

La wakizashi tenía una hoja de entre 30 a 60 centímetros de longitud y sólo la llevaban los samuráis junto con la katana. Con ella los samuráis se abrían el vientre para llevar a cabo el suicidio ritual o seppuku.

wakizashi

El tantō era un arma corta de filo muy parecido a un puñal de uno filo o doble filo y cuya longitud era de entre 15 y 30 centímetros. Aunque el arma secundaria típica de los samuráis era el wakizashi, algunos preferían el tantō. Incluso con el tiempo llegó a sustituir al wakizashi en el ritual del seppuku.

tanto

El yari o pica japonesa es el arma típica que empleaba la infantería (ashigaru). Era una larga lanza con una hoja en su extremo y podía medir dos o hasta tres metros de longitud. Fue muy útil durante las invasiones mongolas, ya que permitió que los guerreros contrarrestaran las cargas de caballería. Pero con el paso del tiempo, y sobre todo durante el período de paz de la época Tokugawa, el yari cayó en desuso, aunque siguió utilizándose en algunas ceremonias. El arte marcial que enseña a usar el yari recibe el nombre de sojutsu para complementar y ampliar el adiestramiento de armas.

yari

La naginata o alabarda era, como el yari, un arma de asta formada por una hoja curvada de un solo filo. Se empezó a usar en las Guerras Genpei (recordemos que en esas guerras se enfrentaron el clan Taira y el clan Minamoto entre los años 1180 y 1185) y fue un arma muy útil para que la infantería pudiese detener la carga de la caballería. El arte marcial que enseña a usar la naginata se llama naginatajutsu y enseña varios golpes directos y de derribo que se pueden dar con la hoja, el mango o la empuñadura. En el período Tokugawa también se les enseñaba a las mujeres de familia noble.

Naginata

El daikyu es un arco largo que mide unos 2’2-2’4 metros de longitud. Su empuñadura se sitúa a unos dos tercios de distancia del extremo superior. Desde la época Kamakura, el daikyu estuvo en constante evolución. Los artesanos japoneses llegaron a producir muchos modelos que se diferenciaban por su longitud. Entre ellos estaban el sansun-zume (de unos 212 cm), el namsun (de 221cm), el nisun-nobi (de 227 cm), etc. Existen diversas teorías que explican el origen de la forma asimétrica del daikyu. Una de ellas dice que servía para que el jinete pudiera pasar el arma de un lado a otro del caballo; otra dice que su diseño asimétrico permitía lanzar flechas las personas que estuvieran en posición de genuflexión. No se sabe exactamente cuándo se empezó a utilizar pero hay un texto chino del siglo III d.C. en el que se le menciona. El kyūjutsu es el arte marcial que enseña a usar el daikyu, que más adelante se convertiría en el kyūdō, el camino del arco, un arte marcial que busca y alcanza el desarrollo espiritual de la persona para conseguir un equilibrio entre lo físico y lo espiritual.

daikyu

El tessen o abanico de guerra también tenía su papel particular. Y es que, aunque no lo parezca, el abanico tradicional se utilizaba en los combates para golpear y detener golpes (o incluso flechas) gracias a que sus varillas estaban hechas de hierro. Los comandantes lo utilizaban sobre todo para comunicarse con sus soldados y así transmitirles órdenes en función de si alzaban, bajaban o apuntaban hacia alguna dirección el tessen. El arte marcial dedicado a la enseñanza del uso del tessen se llama tessenjutsu.

tessen

El bokken o sable de madera es un arma que está hecha con kashi, una madera muy dura y resistente. Prácticamente es una reproducción de la espada pero hecha de madera. Se utilizaba para sustituir a la espada durante los entrenamientos. Podría decirse que era menos peligrosa ya que no tenía filo, pero en realidad podía llegar a hacer mucho daño y causar profundos cortes en la piel, e incluso matar al adversario con un golpe certero. Se dice que el gran Miyamoto Musashi llegó a ganar gran parte de sus 64 duelos utilizando un bokken. Con el tiempo, el uso de esta arma dejó de usarse hasta que se prohibió, limitándose únicamente a las prácticas en los dojos.

El tanegashima-teppo o arcabuz llegó al país del Sol Naciente de la mano de los portugueses. El arcabuz marcó un antes y un después en las batallas con su aparición: las victorias se hicieron más contundentes pero también terribles al ver el número de bajas que estas nuevas armas ocasionaban. Oda Nobunaga las empleó con éxito al incorporarlas en sus unidades para arremeter contra la caballería del enemigo. Al finalizar la época de las guerras civiles el Shogunato Tokugawa prohibió el uso de las armas de fuego, ya que con ellas cualquiera podía desafiar su poder.

arcabuceros

Estas son las típicas armas que acostumbraban a usar los samuráis durante los combates o en las numerosas batallas acontecidas tiempo atrás. Existen otros muchos tipos de armas y dentro de cada tipo de arma varía su diseño. Pero todas y cada una de ellas fueron empleadas en el arte de la guerra o para defenderse. Algunas incluso hoy en día se siguen enseñando su uso, artes marciales que han sobrevivido al transcurrir de los años y los siglos y que enseñan a tener un buen dominio del cuerpo. Gracias a que se han mantenido estas costumbres podemos saber cómo luchaban y qué técnicas de combate empleaban los milenarios guerreros japoneses.

Kunisada luchando en el puente Gojo

 

 

Redacción: Mariona Rivas Vives

Sobre Iona Rivas Vives