Carta a los señores/as del Gobierno

Print Friendly
7 Votos obtenidos¡Vótame!

 

Señores y señoras del Gobierno de España: Dimitan.

Así se lo digo, clara y transparentemente, para que no dé lugar a equívocos ni malas interpretaciones, algo que viene siendo usual desde hace tiempo. Pero además dimitan y no se presenten a las elecciones, para que los que están aprovechándose de esta crisis dejen de beneficiarse, es decir, todos aquellos que les volverían a votar porque consideran que desde que llegaron al poder les va mejor que antes. Porque es vergonzoso que en una crisis en la que la tasa de pobreza en España se ha disparado y sigue creciendo exponencialmente, también lo hagan las grandes fortunas, y veamos empresarios quebrar empresas y, al cabo de unos meses de vacaciones en el Caribe, abrir otras impunemente, después de haber despedido con una miseria (o con nada) a sus anteriores empleados.

Sabemos que ganaron por mayoría absoluta, pero creo que ya nos han hecho pagar con creces ese error, no sigan hurgando en esa herida, que duele demasiado. La mayoría absoluta por si no lo saben, no da derecho a convertir en dictadura la democracia. Es una gran responsabilidad, ahí se demuestra la valía como personas y como gobernantes. Es una falta de clase, de criterio y de honradez no consultar con nadie las reformas, tirar propuestas o enmiendas del resto, hacer caso omiso a las peticiones de comparecencia que se les hacen continuamente. Cuando un líder no tiene por qué consultar las cosas y lo hace, es cuando es un verdadero líder. De lo contrario, ya les digo que esto se convierte en una dictadura pura y dura.

Todos los días vemos cómo suben los impuestos y cómo siguen conservando privilegios quienes deberían estar del lado del pueblo, véase la iglesia. Pero solamente vemos que siguen sin pagar ningún impuesto, siguen recibiendo millonarias subvenciones (¿no había que acabar con la política de las subvenciones como al mundo de la cultura?) y en cuanto alguien menciona lo ilógico del asunto, amenazan con reducir el presupuesto que dan a Cáritas si se les toca un solo euro. Con gente así de caritativa da gusto. Y ojo, no generalizo, ya que a todos nos consta que dentro de ese mundillo hay gente que está en contra de todo esto, pero aquí la estadística manda, y son los menos por desgracia.
Y día sí y día también vemos que nuestra monarquía, ésa que ya hace siglos incluso los poderosos Habsburgo intuían que desaparecerían de la faz de la tierra por creerlas un estorbo para la civilización, siguen demostrando que aquí en España se vive bien dependiendo de en qué familia nazcas. Porque ni justicia para todos ni pamplinas. Para eso tenemos a fiscales y ministros varios que no dejan que nada les pase, solo lo justo para que la población no enloquezca, y casi ni eso.
Porque, señores del Gobierno, ¿a qué juegan? ¿Esperan estar un tiempo más en el poder para dejar colocados y con una “pequeña” fortuna a todos los que les deben favores? Que parecen ser unos cuantos, dado el número de papeles que se están sacando últimamente. Que digo yo, que entenderán que aunque haya algunos hechos que la legislación no los considere como ilegales, la ciudadanía sí que los puede considerar amorales (de esa moralidad que tanto presumen) y una tomadura de pelo en nuestra cara, por lo que si tienen un mínimo de decencia, deberían dimitir, ser unos señores e irse antes de que la Marca España de la que tanto hablan la dejen por los suelos.

Para empezar, quien desprestigiaba la tan querida Marca España eran ustedes cuando estaban en la oposición. No sé si se les ha olvidado cuando salían por el mundo a hablar de lo mal que estábamos los españoles, tirando por los suelos la buena imagen del país. Y eso cuando todavía no notábamos la crisis siquiera, que estoy remontándome a hace muchos años. Ahora lo que el resto del mundo ve, y de lo que hablan y escriben, es de la corrupción, de la pobreza, de los niños pasando hambre y desmayándose en los colegios, de los estudiantes que tienen que dejar sus carreras por las nuevas tasas, de los millones de parados que sólo bajan en épocas festivas (y aún así, bajan menos que en años pasados y tienen la poca decencia de regocijarse con ello y sacar pecho), de las protestas que ni siquiera se dignan a tener en cuenta ni a escuchar, de la denostación y humillación de los colectivos que intentan luchar por las personas. Y esto no es algo de la izquierda de este país. Espero que no piensen que obligan a los niños a desmayarse en clase para echárselo en cara. ¿Demagogia? No, señores, realidad. Pero es tan cruda que ciertamente hace unos años sonaría a demagogia. Ojalá lo siguiera siendo.

Y es que han implantado la premisa de que todo lo que sucede, es culpa de la izquierda, que les quiere desprestigiar. No se confundan, Bárcenas hasta hace dos días trabajaba con ustedes codo con codo, pagándoles unas propinillas a todos. No es cosa de la izquierda que todos los colectivos del país salgan a la calle a protestar por los recortes ideológicos que estamos sufriendo. No es cosa de la siniestra izquierda, valga la redundancia para ustedes, que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado sean dirigidos para cargar contra los ciudadanos a la mínima expresión. Porque si realmente la izquierda tuviera tanto poder de convocatoria, tantos seguidores fieles y leales, ¿no creen que hubieran sido ellos los que habrían conseguido la mayoría absoluta y no ustedes?

Dejen por favor de ampararse en esa mayoría absoluta, porque no se engañen, ya no la tienen ni mucho menos. Dejen de hacer ese alarde de grandeza cuando nos dicen que ustedes son los que hacen las leyes y no nosotros, o que un presidente no está para comparecer cuando se lo piden. Porque con ello demuestran la falta total de conocimiento de lo que es gobernar. Ustedes están ahí por y para el pueblo. por mucho que les duela, el pueblo no son solo cuatro personas que les dan de vez en cuando unos cientos de miles de euros. También somos los que pagamos nuestros impuestos, que no son de esa cuantía, pero si hablamos en datos relativos (que parece que en este país no existen, bendita estadística) nosotros les pagamos en comparación bastante más que aquellos que tienen en la caja B (que la tienen, dejen de jugar a negar la evidencia)

Quiero aclarar algo. Y es que hablo por mí, yo no involucro al resto cuando doy mis opiniones como ustedes cuando incluso dan las gracias a todos aquellos que no han ido a la manifestación, porque dicen que ésos son los que le apoyan. Que no se engañen… Si no sale el país entero es por otros motivos: hay padres que no se atreven a sacar a sus hijos por si hay cargas policiales con lo cual tienen que quedarse en casa, otros tienen trabajos que atender y no pueden faltar, ya que si hacen huelga o se manifiestan, al día siguiente están en la calle (¿anticonstitucional? sí, y aún así, les aseguro que hablo con conocimiento de causa), otros no pueden moverse de sus casas o del hospital, porque al no tener con qué pagar las medicinas con esto del re-pago, el pago por receta, la subida de medicamentos, la exclusión de muchos de ellos de la seguridad social… han empeorado irremediablemente. No pueden asistir los que están en las pequeñas ciudades, porque los transportes han subido y no se pueden pagar ni la gasolina ni un billete de autobús. Y así hasta un sinfín de casos que podríamos enumerarle de por qué España al completo no está en cada huelga o manifestación. Porque se ve que no le informan bien, Señor Presidente.

Se lo pido por favor, dimitan. Es una vergüenza cómo nos ven fuera de España. Da verdadera vergüenza cómo está dejando el país. Me temo que el día menos pensado aprobarán en Europa enviar tropas a España con alimentos para la población. Porque así nos ven ahora mismo. Gobernados por corruptos aferrados al poder que prefieren ver morir su país antes que escuchar a la población y hacerse a un lado. Ustedes que tanto dicen amar a España, la están hundiendo en la miseria, literalmente, no es un recurso metafórico. Se hunde. Y ustedes puede que ni siquiera lo estén viendo, que eso es lo peor de todo, porque están tan lejos de la realidad que ni siquiera les llega una mínima parte de lo que se está sufriendo en este país. Porque las reformas que hacen no son por y para nosotros. No crean que somos analfabetos como quieren hacer ahora a la gente. Todavía no lo somos, y sabemos discernir una dura medida necesaria de una totalmente innecesaria y simplemente ideológica.

Dentro de unos años solamente nos quedará el recuerdo de lo que fuimos, un dulce recuerdo que nuestros hijos no se creerán, cuando les hablemos que teníamos una sanidad y una educación gratuita y de calidad, pensarán que estamos bromeando. Cuando les digamos que antes trabajabas sólo con quererlo, o que no hacía falta ser rico para labrarse un futuro ni emigrar a otros países para tener un trabajo decente, cuando les digamos que antes cualquiera podía acceder a la justicia, o que a la gente no se la despedía gratuitamente y sin motivar siquiera el despido, creerán que solo hablamos de la utopía que querríamos haber tenido. Pero todas esas cosas las teníamos, nosotros todavía lo recordamos. Lo malo es que se van difuminando y su política está calando tan hondo en la ciudadanía que algunos ya creen que eso no existió, o que lo que vivimos ahora es lo que nos merecemos, por lo que ya dejan de luchar.

No, lo digo y lo diré bien alto. NO. No es una utopía, nosotros vivíamos así, y deberíamos seguir haciéndolo. Nunca renunciaremos a luchar por conseguir de nuevo lo que teníamos y era nuestro. Por mucho que intenten analfabetizar a la población, por mucho que les quiten ayudas médicas para bajarles su esperanza de vida (así de cruel suena porque es así de cruel lo que están haciendo con la sanidad, a menos jubilados, más dinero en las arcas para futuras necesidades), por mucho que quieran pactar con otros países para que se lleven a nuestras futuras promesas para que aquí no molesten más quejándose con argumentos sólidos (no les duele cuando se van científicos y grandes mentes, ya que ni siquiera quieren que vuelvan como han demostrado) a los cuales les cuesta más acallar, ¿verdad?
Pero aquí todavía quedamos unos pocos. Los suficientes para recordarles día tras día que ustedes no nos representan. Para recordar a todos aquellos a los que se les va olvidando el pasado cercano, que sigan luchando porque un día sí que existió todo eso. Para no dejar que el mundo pierda la esperanza con España. Porque España ha sobrevivido a muchos dirigentes y dictadores, y nos hemos levantado para exigir lo nuestro. Porque España es de los españoles, de los que trabajamos para que lo siga siendo y que así nos vea el resto del mundo. Porque no nos gustan las limosnas que se dan a la entrada de una iglesia, queremos que en vez de una limosna, la iglesia sirva de casa a todos los necesitados (como debería de ser según ellos, por otra parte)

Así que señores del gobierno, les doy una mala noticia: no van a callarnos, no van a parar el espíritu español que nosotros sí que tenemos, por mucho que lo intenten. Por lo que les vuelvo a hacer la petición que les hice al principio. Les ruego encarecidamente que si tanto aman España, dimitan cuanto antes. Demuestren su señorío y su clase por lo menos una sola vez en la historia. POR FAVOR… DIMITAN. Y cuanto antes, que hay prisa.

 

Redacción: Beatriz Ibán Diezhandino

Sobre pandoramgzn