«Viento del este, viento del oeste», de Pearl S. Buck. Una reflexión sobre el choque de culturas

Print Friendly, PDF & Email

14 Votos obtenidos¡Vótame!

 

Título: Viento del este, viento del oeste

Autora: Pearl S. Buck

Editorial: DeBolsillo

ISBN: 9788497598552

Páginas: 256

PVP: 7’95€

Puedes comprarlo aquí

 

Sinopsis: Pearl S. Buck ha sabido describir en sus libros el punto justo en que se encuentran las civilizaciones oriental y occidental. Al trazarnos el retrato de una familia distinguida, apegada a tradiciones antiquísimas, nos muestra los conflictos que, de manera inevitable, surgen entre padres e hijos cuando las ideas occidentales penetran en los baluartes de la cultura china. En esta magnífica obra se amalgaman así el interés temático y la precisa definición de los caracteres y los personajes.

 

 

Desde el momento en que, por mi voluntad, operóse el cambio, me pareció renacer a una vida nueva, más completa. Cada noche, mi marido hablaba conmigo, y su conversación parecíame llena de encantos: él sobre todo. ¡Ah, si supieras las cosas curiosas de que me informaba a propósito de los países extranjeros y sus habitantes! ¡Y qué carcajadas motivaban mis atónitas exclamaciones!

-¡Qué ridículos son! ¡Qué gente tan estrafalaria!

-No son mucho más estrafalarios –contestaba él, muy divertido- de lo que nosotros aparecemos a sus ojos.

-¿Cómo? ¿Nos consideran estrafalarios?

-¡Naturalmente! –decía él, riendo-. ¡Si les oyeses hablar! A sus ojos, nuestras costumbres son ridículas, nuestro rostro también, y lo que comemos y todo lo que hacemos. No les cabe en la mente que podamos tener el aspecto que tenemos y nos comportemos como nos comportamos, siendo tan humanos como ellos.

Aquello era demasiado fuerte. ¿Cómo podían considerar su modo de vestir, su aspecto y maneras tan humanas como las nuestras?

-Pero nosotros –observé dignamente-, las cosas que siempre hemos hecho, nuestra urbanidad y el tipo físico, son cosas que datan de tiempos antiquísimos.

-Exacto…, o por lo menos, tan antiguos como los suyos.

-Siempre he creído que los extranjeros venían aquí para adquirir un poco de civilización. Mi madre así me lo decía.

-Y tu madre se equivocaba. Es todo lo contrario: han venido aquí creyendo poder civilizarnos. Es cierto que nosotros les podemos enseñar muchas cosas; pero ellos no están persuadidos de eso, lo mismo que tú no te persuades de que debemos aprender mucho de ellos.

 

 

 

Pocos libros y pocos escritores son los que han sabido plasmar de forma magistral el choque de culturas entre Oriente y Occidente de una época no tan lejana en el tiempo precisamente, de cuando Occidente tenía un sinfín de colonias en Oriente y los blancos se paseaban por sus ciudades como si se creyesen que poseían la Verdad Absoluta con su cultura y sabiduría.

Pearl S. Buck, americana de nacimiento pero china de corazón, siempre se relacionó desde bien pequeña con el pueblo chino y su cultura. Ella se consideraba más oriental que occidental gracias a esa relación de la que disfrutó desde niña con los chinos. Y años más tarde, ese amor a su cultura y sus gentes consiguió plasmarlos a la perfección en sus libros. Viento del este, viento del oeste es una obra fabulosa donde se puede apreciar desde el punto de vista oriental cómo nos consideraban a nosotros los occidentales y ese contraste entre una cultura y otra.

Pearl S. Buck –Premio Pulitzer en 1935 y Premio Nobel de Literatura en 1938– nos hace una gran reflexión sobre este choque de civilizaciones a principios del siglo XX con esta maravillosa historia de amor.

En la primera parte del libro, conocemos a Kwei-lan, una joven china de buena familia cuyo matrimonio está pactado prácticamente desde que nació. Por suerte para ella le toca un marido bueno y agradable que la trata bien, pero los inconvenientes surgen al comienzo de su relación conyugal. Y es que a Kwei-lan le choca y le cuesta entender y acostumbrarse a las excentricidades de su marido occidentalizado, que se ha educado en el extranjero. Sus modales, su vestimenta, su forma de interactuar con los colonos y con algunos orientales occidentalizados, e incluso cuando se mudan a su nuevo hogar, absolutamente todo es completamente distinto a lo que Kwei-lan, que ha recibido una educación tradicional basada en la servidumbre hacia el esposo, está acostumbrada. Para ella las formas de los extranjeros son rudas y de poca educación. Sin duda al principio el choque cultural que recibe es brutal, incluso encuentra inconcebible que su propio marido repudie la costumbre de vendar los pies a las mujeres desde niñas.

Pero Kwei-lan, que sólo le preocupa agradarle a su marido, poco a poco se va introduciendo en las modernidades occidentales. Todo para parecer una mujer moderna a los ojos de su esposo. Y gracias a este pequeño gesto va surgiendo el cariño y el amor entre ambos.

En la segunda parte del libro, Buck nos ofrece otra perspectiva del choque de culturas. Ahora Kwei-lan es feliz en su matrimonio, pero la dicha que siente se ve oscurecida por la aparición de una nueva preocupación: el hermano de Kwei-lan regresa del extranjero acompañado de una mujer americana, su esposa Mary. Este asunto hará poner a toda la familia patas arriba y las relaciones familiares –sobre todo con la madre– penderán de un hilo. Y todo porque él es el primogénito de la familia y el único hijo varón. Su matrimonio no es aceptado con buenos ojos por nadie, salvo por Kwei-lan y su marido que intentan ayudarlos en todo lo posible para llegar a un acuerdo con la familia.

 

 

Viento del este, viento del oeste es un libro maravilloso donde ambas historias –la del desastroso comienzo del matrimonio de Kwei-lan y la relación no aceptada del hermano con la extranjera– muestran el desasosiego de ambos al intentar luchar y defender su felicidad en un mundo donde las tradiciones ancestrales y los antepasados chocan con la modernidad de Occidente. Algo que deslumbra a muchos y que es difícil o imposible de aceptar por otros.

Una historia maravillosa que Pearl S. Buck escribió con pasión y que nos la brinda en una narración impecable que hace que nuestros ojos occidentales lleguen a comprender los pesares orientales y estas encrucijadas que muchos tuvieron que superar, a pesar de ir en contra de lo establecido por la familia y las costumbres milenarias. Buck nos describe y transmite ese choque cultural de una forma tan sencilla y hermosa que hace que el lector comprenda las diferencias entre unos y otros.

 

 

Sobre la autora

Pearl Sydenstricker Buck (1892-1973) nació en Hillsboro, Estados Unidos. Hija de misioneros presbiterianos, vivió en China hasta 1933, lugar en donde se sitúa la mayor parte de sus más de 85 libros. Cultivó géneros tan dispares como la novela, el teatro, el guion cinematográfico y la literatura infantil. Su estilo, sencillo y directo, así como su interés por los valores humanos, le valieron en 1938 el Premio Nobel de Literatura. Entre sus obras destacan Viento del este, viento del oeste (1930), La buena tierra (1931), ganadora del premio Pulitzer, y La estirpe del dragón (1942).

 

 

Redacción: Mariona Rivas Vives

Sobre Iona Rivas Vives