Reseña La música de las sombras, de Julie Garwood

Print Friendly

4 Votos obtenidos¡Vótame!

Ficha del libro:la-musica-de-las-sombras

http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/julie-garwood/224/libro/la-musica-de-las-sombras_1110.html

Resumen:

Agraciada con una belleza exquisita e hija de uno de los barones más influyentes de Inglaterra, Gabrielle St.Biel es también un perfecto objeto de intercambio para el rey Juan, que necesita que la paz llegue a las Highlands. Con ese objetivo, ha dispuesto el casamiento de Gabrielle con un terrateniente. Pero este matrimonio nunca llegará a celebrarse, debido a un episodio violento. Gabrielle, de un flechazo que parte de su arco, acaba con una vida, salva otra y desencadena una guerra. Julie Garwood, una de las más populares novelistas de nuestro tiempo, vuelve a la literatura romántica histórica y nos ofrece un relato de amor, aventura y misterio ambientado en la Escocia medieval.

Valoración personal:

Nos encontramos con una novela autoconclusiva que tiene una trama, unos personajes y un tiempo y lugar de narración clásicos. “La música de las sombras” es una vuelta a las raíces de la escritora, Julie Garwood, en cuanto al género de la misma: la novela histórica romántica, una de mis combinaciones de género favoritas (a nivel personal). Es una historia de guerreros, princesas, matrimonios concertados, terratenientes. Típico de la época medieval en la que se desarrolla, en la zona de las Highlands.

Vayamos por partes.

En las trescientas cincuenta y dos páginas que componen el libro, suceden muchas cosas. Muchísimas. Tienes que estar muy atenta a la lectura y no perderte nada, sobre todo durante los primeros capítulos, para poder entender quién es quién en la historia y cómo se desarrolla esta en general. Hay muchos personajes, familiarizados con muchos otros personajes, poseedores de diversas tierras y con diferentes intereses. Comprenderlo desde el principio es esencial para disfrutar de la lectura al 100%.

Por esto mismo, las primeras cien páginas aproximadamente se hacen bastante lentas, pues hay muchos datos históricos y mucha diplomacia. Para quien no esté acostumbrado a la lectura, quizá le cueste un poco. Después, la pareja principal se conoce, sucede algo que cambia el rumbo de la historia y… la cosa cambia.

La historia en general nos permite reflexionar sobre los avances feministas que se han dado desde aquella época. Yo, como defensora activa de los derechos de la mujer, me he sentido en muchas ocasiones asqueada al ver cómo se le daba más importancia a la palabra de un hombre que a unas pruebas, que a los hechos. Pero he de aceptar que no es más que el firme reflejo de lo que fue la sociedad en su momento, y es por eso que te hace replantearte la posición femenina actual. 

De igual manera, la obra nos expone valores contrarios claramente señalados: el poder del amor frente al interés terrenal, la lealtad a tu Señor o Rey o a tu ser más querido frente a la más cruel traición. Nos muestra la cara y la cruz de la moneda, invitándote a aceptar la realidad. Pero no solo hace siglos; ahora, también se da.

Hay un elemento que la autora ha introducido que le da un toque fantástico y armonioso de las historias medievales: la búsqueda de un tesoro que un antiguo rey escondió. No se centra exactamente en esto, pero es muy importante para la determinación de la novela.

Centrándome en la parte romántica de la historia. Por un lado, el amor entre Gabrielle St. Biel y Colm MacHugh está claramente estereotipado. Esto no es malo: es un clásico. Y a quien le guste o tenga ganas de leer algo así, esta es su novela perfecta. Julie Garwood no está tratando de innovar y de mostrar un amor puro jamás visto antes. No. Es realista, ve lo bueno y lo malo en una relación. Me encanta.

Me ha hecho mucha gracia que no fuera hasta la página ciento sesenta y dos cuando lady Gabrielle y MacHugh se conocieran. Y las circunstancias y consecuencias de su encuentro fueron de lo más sorprendentes. Esto sí que es una historia de amor que empieza del revés. Y no, no me refiero primero al sexo y luego el compromiso. Si recordáis, por aquel entonces una mujer que mantuviera relaciones sexuales fuera del matrimonio podía ser condenada a muerte, desterrada, marginada socialmente,… De hecho, precisamente esto juega un papel muy importante en el desarrollo de la obra.

Hablemos de la pluma de la escritora. En líneas generales, es buena; escribe de manera adaptada a las exigencias de las lecturas hoy día, asequible a todos los públicos, exponiendo sus ideas de una manera clara y concisa. Esto es algo que nos da señales de que se trata de una escritora experimentada. Describe la majestuosidad de los paisajes de las Highlands de una forma suave y concienzuda. Se nota que le gusta esa highlands-of-iceland-mark-bauer-3tierra. Julie también narra las conversaciones con un humor irónico e inteligente digno de admirar y de alabar. No obstante, hay que decir que cuando los personajes hablaban, el lenguaje que utilizaban no se terminaba de adaptar al lenguaje de la época. 

Simplemente me queda agradecer a la editorial por proporcionarnos un ejemplar, y recomendar su lectura a todos los que les guste el género. Yo me lo ventilé en tres días, y seguramente influyó bastante que tuviera muchas ganas de leer un clásico medieval romántico.

Sobre Enara G. Chans

Nací en Villanueva de la Reina (Jaén), y desde allí me realizo como persona. Soy joven, o eso dicen, tengo 17 años y muchos sueños por delante, algunos de los cuales ya he comenzado a perseguir. Me encantaría trabajar en el mundo de la política y, de no ser así, de la justicia o las letras. Mi pasión por la lectura siempre ha estado en mí, como una semilla aguardando el momento oportuno para florecer, y eso sucedió en otoño de mis 12 años, con la lectura de mi escritor favorito, Jordi Sierra i Fabra, y después se consolidó con Lena Valenti. Ando por el mundo en busca de nuevas lecturas y aventuras, que plasmo con ilusión en mi blog “Palabras que no debieron ser leídas”. Desde clásicos hasta fanfics, pasando por todos los géneros habidos y por haber, aporto mi granito de arena para intentar que la lectura llegue a manos de la juventud.