Reseña: La chica que dejaste atrás, Jojo Moyes

Título: La chica que dejaste atrás Autor/a: Jojo Moyes Editorial: Penguin Random House Sello: Suma de letras Año de publicación: 2017 ISBN : 978-84-9129-080-3 Páginas: 524 Precio: 19,90€ Cómpralo aquí. .    SINOPSIS Dos mujeres separadas por un […]
Print Friendly

7 Votos obtenidos¡Vótame!

Título: 
La chica que dejaste atrás

Autor/a: Jojo Moyes

Editorial: Penguin Random House

Sello: Suma de letras

Año de publicación: 2017

ISBN : 978-84-9129-080-3

Páginas: 524

Precio: 19,90€

Cómpralo aquí.

 

SINOPSIS

Dos mujeres separadas por un siglo pero unidas por su determinación a luchar por lo que más aman. A cualquier precio.

En 1916 el artista francés Édouard Lefèvre ha de dejar a su mujer, Sophie, para luchar en el frente. Cuando su ciudad cae en manos de los alemanes, ella se ve forzada a acoger a los oficiales que cada noche llegan al hotel que regenta. Y desde el momento en el que el nuevo comandante posa su mirada en el retrato que Édouard pintó de su esposa nace en él una oscura obsesión que obligará a Sophie a arriesgarlo todo y tomar una terrible decisión.

Casi un siglo más tarde, el retrato de Sophie llega a manos de Liv Harlston como regalo de boda de su marido poco antes de su repentina muerte. Su belleza le recuerda su corta historia de amor. Pero cuando un encuentro casual revela el verdadero valor de la obra, comienza la batalla por su turbulenta historia, una historia que está a punto de resurgir, arrastrando con ella la vida de Liv.

os.

OPINIÓN PERSONAL

Después de leer la bilogía de Yo antes de ti Después de ti, quería volver a leer otro libro de esta autora que consiguió cautivarme con esos dos libros, por lo que cuando vi que se iba a publicar otro libro, me decidí a leerlo sin ninguna duda. Así que, antes de seguir con la reseña, quiero agradecer a la editorial el envío del ejemplar.

El libro está dividido en dos partes, en la primera nos cuenta la historia de Sophie. Narrada en primera persona, nos transporta a un pueblo en el norte de Francia durante la Primera Guerra Mundial, donde ella y sus hermanos viven en el antiguo hotel que regentaba la familia hasta el estallido de la guerra. A través de su narración nos relata cómo se enamoró de su marido y las penurias que le tocaron vivir, pero sobre todo cómo vivió la ocupación alemana, y cómo eso afectó a su vida de una forma totalmente inesperada.

La segunda parte del libro, narrada en tercera persona, se centra en Liv Harlston, una treintañera inglesa que, después de haber perdido a su marido cuatro años atrás, está intentando seguir con su vida, donde las deudas se acumulan y no ve la manera de dejar el pasado atrás. Conocerá a Paul, hacia quien empezará a cosechar sentimientos. Pero nada es tan sencillo como parece. El cuadro que ella adora, La chica que dejaste atrás, resulta que vale muchísimo dinero y que, los legítimos herederos, han contratado a la empresa donde trabaja Paul, para recuperarlo.

A partir de ahí comenzará una dura batalla legal que se entremezclará con fragmentos de la historia inacabada de Sophie.

La verdad es que no tengo palabras para describir este libro, ha sido tan maravilloso que me ha robado un trocito de corazón. Primero con Sophie, un personaje con una gran fortaleza y unos valores envidiables, que me ha encantado desde la página uno. Todo lo que ella hace es por su familia, para recuperarla, para tenerla a salvo, para que esa horrible guerra no les deje más destrozados de lo que ya lo están. Ha sido uno de esos personajes por los que sientes empatía desde el minuto uno y que luego no te puedes quitar de la cabeza.

Por otro lado, Liv. Su historia no tiene nada que ver con la de Sophie, pero a la vez comparte muchas cosas con ese personaje, y no sólo su cuadro. Liv persigue el mantener lo que ama y volver a ser feliz. Me gusta mucho también la fuerza que demuestra este personaje. Por supuesto que su situación no es ni la mitad de dura que la de Sophie, pero también pasa una época difícil de la que tiene que salir adelante.

Ha habido otros personajes que también me han gustado mucho, como Hèlene o Paul, cada uno en una época, pero que apoyan e intentan proteger a las dos protagonistas de la mejor manera que saben. A Aurélien, el hermano pequeño de Sophie, no he acabado de entenderle, por lo que no he terminado de comprender sus actos. Aún así, es un personaje que te deja con ganas de saber más.

Los temas que abarca el libro son muy amplios, pero creo que el más importante, y que no podría dejar para más adelante es el tema de las obras de arte que, durante ambas guerras mundiales, fueron robadas por los alemanes. No hay más que ver que el título del libro, que toma el nombre del cuadro. En este tema, tratan todos los aspectos legales de la restitución de obras de arte robadas, de cómo lo sintieron las familias, de los costes de dichos procesos judiciales… La verdad es que me ha parecido de lo más interesante conocer todo esto de las víctimas, sobre todo el saber, que las familias, después de recuperar sus obras de arte, tengan que venderlas para poder afrontar los costes del proceso. Ha sido un golpe y a la vez muy necesario leerlo.

Otro de los grandes temas es el de luchar por lo que uno cree e intentar lograr tus objetivos. Eso es algo en lo que, la autora hace mella en muchas ocasiones, tanto en la parte relatada por Sophie como en la de Liv.

La familia es, también, un tema a tener en cuenta. Sophie, en su relato, intenta protegerla y hacer todo lo necesario por volver con su marido. Y Liv perdió a su madre, su padre está un poco loco, y, también, hace cuatro años, perdió a su marido, por lo que aunque quiere ser feliz, no sabe si lo logrará. Es un tema al que, tanto directa como indirectamente, le da mucha importancia, ya que se considera uno de los pilares fundamentales.

Podría seguir indefinidamente hablando de los miles de temas que salen en el libro, pero para acabar, decir que la forma de relatar las penurias de la guerra ha sido dura y a la vez enriquecedora, porque todos deberíamos saber un poco más sobre ello.

Antes de terminar, decir que, seguir la misma línea con la portada para los libros de esta autora, me ha parecido una idea excelente. Ahora mismo es una buena forma de identificar sus libros. Además, a pesar de la sencillez de la cubierta, me encanta.

Y, para finalizar, decir que este libro ha conseguido robarme un pedacito de corazón. Y no sólo por el final, sino por las protagonistas que tiene, que logran meterte en la historia, hacer que sufras y la disfrutes, que entiendas sus motivaciones y sus acciones, que las entiendas a ellas.

Fantástica, increíble y conmovedora. Sin duda, una lectura muy recomendable.

Sobre Alex G

Leo porque adoro poder evadirme, ser princesa, guerrera, cambiar de universo, viajar por el mundo… Leo porque puedo ser quien quiera cuando quiera, porque puedo seleccionar la historia que mas me apetezca leer y, sinceramente, porque me encanta.