Mi opinión sobre “Dímelo al oído” de Noe Casado.

¿Quién puede sentirse atraída por el tipo más serio, responsable, trabajador, introvertido y menos conversador del mundo? Esa es la pregunta sin respuesta que se hace Astrid en cuanto conoce a Owen, al que espera […]
Print Friendly

¿Quién puede sentirse atraída por el tipo más serio, responsable, trabajador, introvertido y menos conversador del mundo? Esa es la pregunta sin respuesta que se hace Astrid en cuanto conoce a Owen, al que espera no tener que volver a ver en mucho tiempo. Pero una serie de complicaciones la empujarán a coincidir con él en los lugares más insospechados.
Owen odia salirse de la rutina y planifica cada detalle de su vida. No es de los que se dejan impresionar por unas piernas largas y una bonita melena rubia; sin embargo, con un negocio que sacar adelante, una mujer inteligente y un hermano gamberro desbaratando cualquier idea, no siempre se puede cumplir el orden del día.

 

 

 

FICHA TÉCNICA DEL LIBRO

Autora: Noe Casado

Editorial: Planeta

ISBN: 9788408165552

Género: Romántico, Erótico, Gamberro

Número de páginas: 464

¡Como he disfrutado de este libro!

Quiero agradecer al sello Esencia de editorial Planeta el envío del ejemplar en digital para su lectura.

¡Muchas gracias!

Como mi intención no es spoilear ni mucho menos os diré que la manera que tienen Astrid  y Owen de conocerse es como mínimo…perturbadora, surrealista… pero sobre todo y ante todo un auténtico desmadre, ya que, por cosas de la vida, del destino o vete tu a saber… hace aparición Murphy y su querida ley, dejando a ambos totalmente descolocados y alucinando en colores.

Owen y Astrid no pueden ser más diferentes el uno del otro. Ella, que está hasta la peineta de que asocien el ser rubia a ser tonta o una ligera de cascos, cuando es una chica culta, responsable, trabajadora, sincera, honesta y con una alergia galopante a los banqueros. Da la sensación de que en todo momento debe dejar constancia de su valía a nivel laboral. Por cierto, no tienen ningún reparo en desempeñar cualquier tipo de trabajo y eso es lo que atrae de ella.

En el caso de Owen… bueno… él es otro cantar. Un banquero que no deja cabos sueltos, es metódico, mesurado, pragmático, reflexivo, reservado… vamos que tiene absolutamente todo calculado y programado al milímetro (y cuando digo todo… es TODO). 

Empresarios y subordinados le temen por lo impasible y visceral que es tanto en su proceder como en la manera en la que toma decisiones sin que le tiemble el pulso.

Pues imaginad una chica que se mueve por impulsos la mayoría de veces, que vive el día a día y no tiene pelos en la lengua… toparse con un hombre que planifica cada minuto del día y que, como lo saques de lo estipulado, pierde totalmente el norte…no es solamente algo que considero de juzgado de guardia si no que no tiene desperdicio alguno.

Ambos tienen desengaños, en mayor o menor medida, y a pesar de que les separa un mundo en todos los ámbitos, pero sobretodo en su manera de ser y de actuar, no impide que se sientan atraídos.

Os puedo asegurar que la diversión está totalmente asegurada en esta historia donde el lado racional y el irracional están en constante conflicto, sobretodo por parte de Owen que, por alguna extraña razón que él no consigue entender, pierde la cobertura de su sentido común cada vez que se encuentra cerca de Astrid.

El hecho de que Noe haya incluido en la trama personajes como Patrick ,Helen y Axel, que ya tienen su propia historia, pero que son fundamentales, ya que Patrick es el hermano gemelo egocéntrico y cabeza loca de Owen, Helen es la pareja de Patrick y secretaria/cuñada de Owen y Axel es el hermano toca narices y sobreprotector de Astrid, todos ellos, hacen la trama más divertida aún si cabe.

Noe nos vuelve a sorprender con su pluma tan desenfadada, fresca, divertida, pasional, y  en este caso, la mar de gamberra. No hay dramatismos exagerados ni momentos de tensión descomunales, bueno, en el ámbito sexual si, para que nos vamos a engañar. El estilo de Noe para mí es el erotismo en estado puro. Si te gusta el erotismo detallado pero con ese toque que hace que no resulte soez en ningún momento… éste es un libro que tienes que leer.

No he podido parar de reír con esos “Excelente”…. “Por supuesto”…. “Faltaría más”… tan típicos de Owen que, irremediablemente contagian a Astrid. Ahora cada vez que veo quien es tan propenso a decir la primera… me desternillo de la risa sin remedio.

Los diálogos están pero que muy bien estructurados al igual que el planteamiento de la historia y el desarrollo de la misma, haciendo que su lectura sea fresca a la par de entretenida y muy amena por la ligereza de su lectura y por el enganche que consiguen provocar todos los personajes.

La trama no es lineal, al contrario, va subiendo paulatinamente el nivel de decibelios conforme se van desarrollando los acontecimientos.

Me encanta la manera que tiene Noe de crear a sus personajes femeninos. Siempre son mujeres con carácter, iniciativa propia, independientes y seguras de sí mismas. En el caso de los personajes masculinos… siempre suelen ser más alocados, más excéntricos, muy decididos, tienen claro lo que quieren y no titubean a la hora de entrar en acción. 

Y luego está Owen… que me tiene enamorada perdida. A parte de que me inspira una gran ternura, ya que, no se por qué, me recuerda muchísimo a la doctora Temperance Brennan de la serie Bones, por lo racionales que son y por su comportamiento en todos los ámbitos y el hecho de que te dan unas ganas enormes de achucharlos cuando el lado irracional hace acto de presencia y no saben como actuar ya que no están acostumbrados a perder el control o salirse de lo estipulado. Sencillamente me encanta.

En esta ocasión la autora nos trae la historia de uno de los personajes secundarios de la Serie Boston, que aunque ella no ha seguido un orden cronológico a la hora de publicarlos no empaña en absoluto su lectura ni su calidad ya que todos son auto conclusivos y tienen su principio y su fin sin dejar cabos sueltos.

Dímelo al oído es una historia divertida, intensa, pasional, con toques irónicos, principios, sueños y muchos puntos de inflexión, entre ellos el hecho de que no debemos prejuzgar a las personas por su aspecto y que por mucho que se quiera no se puede controlar y calcular al milímetro todo lo que nos rodea. Un libro que no podrás dejar de leer hasta que lo termines.

Recomiendo sin duda su lectura y os aseguro que es una de mis lecturas favoritas del mes de Febrero.

Os dejo el enlace de compra de la editorial por si queréis haceros con un ejemplar (PINCHAR AQUI)

 

 

1 Votos obtenidos¡Vótame!

Sobre isa_jaramillo

Isa, mallorquina de nacimiento pero con sangre andaluza y gallega, 40 añitos, ama de casa. Lectora empedernida, me encanta dejar volar mi imaginación y expresar lo que las historias me transmiten y me hacen sentir.