“Jimmy P.”: innovación y originalidad

Print Friendly, PDF & Email
2 Votos obtenidos¡Vótame!

.

POSTERA4 (557x800)Título: Jimmy P. (Psychotherapy of a Plains Indian) (Jimmy Picard)

Director: Arnaud Desplechin

Guión: Arnaud Desplechin, Julie Peyr, Kent Jones (Novela: George Devereux)

Reparto: Benicio Del Toro, Mathieu Amalric, Gina McKee, Larry Pine, Joseph Cross, Elya Baskin, Gary Farmer, Michelle Thrush, Misty Upham, Jennifer Podemski, Michael Greyeyes, A Martínez

Duración: 120 minutos

Año: 2013

País: Francia

Música: Howard Shore

Fotografía: Stéphane Fontaine

Género: Drama

Productora: Why Not Productions, Wild Bunch, Orange Studio, France 2 Cinéma, Hérodiade, Le Pacte

Distribuidora: Vértigo Films

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Jimmy Picard, un indio nativo americano que lucho en Francia, es admitido en el Hospital Militar de Topeka en Kansas, una institución especializada en la enfermedad mental. Jimmy sufre de numerosos síntomas: mareos, ceguera temporal, pérdida de la audición… y la retirada. En ausencia de cualquier causa fisiológica, le es diagnosticada esquizofrenia. Sin embargo, la dirección del hospital decide buscar la opinión de Georges Devereux, un antropólogo francés, psicoanalista y especialista en la cultura indígena americana.

Jimmy P. (Psicoterapia de un indio de las Llanuras) cuenta la historia del encuentro y el desarrollo de la amistad entre dos hombres que normalmente nunca se habrían reunido, y que  no parecen tener nada en común. Juntos, se embarcan en una exploración de recuerdos y sueños de Jimmy, un experimento que llevan a cabo como una pareja de detectives, y con una complicidad cada vez mayor.

1 (800x531)Ambientada en la América profunda de 1948 y adaptación de la novela original de George Devereux,  la obra nos descubre el trauma pos guerra del veterano James Picard, un hombre de origen indio y que trata de ganarse la vida como granjero y agricultor tras haber combatido en Francia y Europa.

James, (Benicio del Toro, “Salvajes”), atormentado por sus pérdidas de conocimiento y malestares mentales, decide junto a su hermana visitar un hospital para veteranos, el Hospital Winter de Topeka (Kansas)  y poner fin a la agonía que le produce su cabeza.

Una vez en él, el nudo de la historia comienza a conferir valor cuando los médicos no pueden dar con la clave del problema, de modo que empieza a ser estudiado por un antropólogo, George Devereux (Mathieu Amalric, “La Venus de las pieles”)  pero no será un estudio al uso, ya que es precisamente la llegada de este personaje y el comienzo del estudio la que derivará en el conocimiento propio e individual para ambos, recorriendo el mundo onírico, el psicoanálisis y el bagaje emocional como solución a sus problemas.

La película nos ofrece por partes, diferentes visiones partiendo de una misma base, y esa base es precisamente el tratamiento tanto de enfermo como a nivel personal del protagonista.

2 (800x531)El guión, que a priori parece querer mostrarnos un caso más de veterano de guerra americano y el ensalzamiento del mismo como héroe de guerra, queda olvidado tras el ingreso del mismo en el hospital, ya que no es eso lo que se pretende o al menos lo que se muestra en la película.

Es tratado todo el tema de la enfermedad desde un punto de vista bastante más digno que en otras sobre este tema, no pretende mostrar la imagen estigmatizada de los enfermos ni la crueldad de los hospitales sino una imagen limpia del personal médico como de los mismos enfermos.

Esto, en primer término, es de destacar, ya que hace partir todo el tratamiento del protagonista de una base distinta para su explicación como personaje y se convierte en un elemento más, no dejándonos caer en lo que no es distracción como espectador y haciendo focalizar la obra en el tratamiento personal y único de Jimmy, y su relación con el doctor antropólogo.

De esta forma, el espectador puede ver más allá de lo que supone el ambiente para ver como el protagonista y su doctor particular evolucionan hacia el auto conocimiento a través de la recreación y explicación de Jimmy de su propia vida (alejada en casi todas las escenas de la guerra, tema que es tocado de pasada como un hecho más, a pesar de ser el desencadenante aparente de sus problemas), las recreaciones de sus sueños y en definitiva el bagaje emocional que le lleva a su madurez como persona.

Como aspectos técnicos, la obra destaca en las mismas líneas como en el guión y argumento, la imagen es precisa y clara, pudiéndose catalogar como neutra o sin artificios, y no es adornada con música de ningún tipo, siguiendo esa premisa de dar importancia a la historia y al análisis verbal.

3 (800x531)No obstante, es recreada de forma física en cuanto a dirección artística de una forma intachable, tanto en escenografía como en vestuario y maquillaje, nos logra transportar a la época de forma fácil y sin darnos cuenta. La obra en general supone un referente en cuanto a innovación y originalidad en el tema tratado.

Esto es así ya que parte de los traumas pos guerra pero eso solo es el punto de partida, la verdadera originalidad reside en centrar toda una película en el dialogo, y más cuando este se produce de tú a tú entre un indio pie negro y un antropólogo.

Sin duda esto ya la hace una de esas películas diferentes a todas las demás, pero también esa imagen alejada que da de este tema, ya que si bien no es la primera película sobre veteranos de guerra, si es de las pocas en las que no se pretende ensalzar el mensaje patriótico ni lo bueno que es el estado bélico en según que países, pudiendo usar este argumento naturalista en cualquier parte del mundo y no solo en EE.UU.

No obstante, como digo, la película destaca en naturalidad en el tratamiento tanto de la época como en el argumento, y aunque destaca por ello mismo y la evolución de sus dos personajes principales, lo cierto es que por momentos se hace demasiado lineal (que no aburrida), no pretende crear emociones tangibles en el espectador sino que este disfrute a través de las conversaciones y de  los análisis de la mente que finalmente parecen practicarse el uno al otro.

4 (800x531)Muy recomendada por tanto si disfrutas más de la conversación que de los tiros o si el cine bélico te plantea dudas sobre los finales, una obra muy buena con la que pasar un buen rato e irte con buen sabor de boca, sintiendo que has aprendido un poco más sobre los rincones del ser humano.

Una muy buena obra francesa que se desmarca no obstante de los tópicos de su país tanto como del país que pretende mostrar.

Crítica: Covadonga del Toro

Sobre Maria José Díaz-Maroto García

Cinéfila empedernida buscando la serie perfecta. Combino mi pasión por el cine con las series y los libros. Redactora Jefe de Cine de esta gran comunidad que es Pandora Magazine y propietaria de un pequeño blog donde extiendo mi pasión por el cine, la literatura, las series y etcétera: 'Delirios, Literatura, Cómics y Películas'.