Hannibal Lecter: “El silencio de los corderos” (II)

Print Friendly

9 Votos obtenidos¡Vótame!

.

“El silencio de los corderos” (1991)

el_silencio_de_los_corderos_Clarice Starling (Jodie Foster) es una joven y brillante estudiante del FBI, que tiene como misión sacar toda la información posible sobre los asesinatos del psicópata conocido como “Buffalo Bill” a un antiguo colaborador de la agencia. Se trata del brillante Psiquiatra Hannibal Lecter (Anthony Hopkins), que ahora se encuentra recluido por comerse a una serie de personas. A Starling se le ha enviado porque se sospecha que hay una relación entre ambos psicópatas y su perfil psicológico parece ser lo suficientemente fuerte como para entablar un juego de tú a tú con la perversa mente de Lecter. Lo que no sospecha el FBI es que la relación entre Lecter y Starling se estrecharía tanto.

La semana pasada vimos cómo la película de Michael Mann “Hunter” (1986) fracasó en taquilla. Su productor, Dino De Laurentiis, quien había comprado los derechos de toda la saga, se desentendió de ella. Los cedió a un actor interesado en ser Lecter: Gene Hackman. El actor vio las posibilidades del personaje y quería dirigir la película e interpretarlo. Hackman pasaba una época en la que su estrella estaba en declive y se planteaba el hacer más producciones del tipo de Superman, donde en apenas un par de semanas de trabajo, seguían teniendo sus buenos dividendos, seguía en el candelero y la responsabilidad del éxito o fracaso no recae en sus hombros, además de que el papel de villano es muy agradecido, porque los espectadores suelen recordar a los grandes villanos por encima de los héroes. Su oferta estaba respaldada por un pequeño estudio muy prolífico en los 80, Orion Pictures. Este estudio era el responsable de todas las películas de los 80 de Woody Allen, de “Amadeus”, de Terminator, de la saga Robocop, “Bailando con lobos”, “Platoon“… Los problemas comenzaron cuando Hackman empezó a analizar fríamente todo el proyecto y se dio cuenta de lo escabroso y violento que era, así que finalmente se desentendió de la película y el personaje. El estudio, que tenía los derechos ya comparados para adaptar esta novela, contactó entonces con el director Jonathan Demme quien acababa de tener un éxito a pequeña escala con la compañía, “Casada con todos” (1988). La película era más bien tonta, pero si a Warner le funcionó poner al director de “Bitelchus” (1987) como director de “Batman” (1989), ¿Por qué no iba a funcionarle a los de Orion? De todas formas, Demme ya había tenido sus contactos con el thriller en, por ejemplo, “El eslabón del Niágara” (1979).

SL2Originalemente Starling iba a ser interpretada por Michelle Pfeiffer, con quien el director ya había trabajado en “Casada con todos”, pero ella también sentía que el proyecto iba a ser demasiado violento. Finalmente se contrató al excelente intérprete, aunque parcialmente desconocido Anthony Hopkins para poner cara al caníbal y a la ex niña prodigio Jodie Foster como Clarice. Es curioso, pero cuando a Jodie Foster, que acababa de ganar el Oscar a mejor actriz de reparto por “Acusados” (1988), se le preguntó que cómo era su personaje, esta respondió, “bueno, ya sabes es de esos por los que no te dan un Oscar”. No podía estar más equivocada, ya que “El silencio de los corderos” es una de las tres películas junto a “Sucedió una noche” (1934) y “Alguien voló sobre el nido del cuco” (1976) que se han llevado los cinco premios gordos, esto es: película, director, actor principal, actriz principal y guionista.

El film basado en la segunda novela de Harris está encuadrado dentro del género de terror/suspense, pero a la antigua usanza, con una elaborada atmósfera y profusión de imágenes y situaciones insanas, aunque no escatima en algunos muy bien llevados sustos y golpes de efecto.

La ambientación es de hecho, una pieza fundamental en el engranaje del film. Los oscuros decorados, los plomizos cielos y el tono gris de todo el conjunto consiguen meterte en situación. Deliberadamente se omitieron los colores claros y llamativos. Por poner un ejemplo, se evitó el color naranja de los presos en EEUU, para que Hannibal Lecter luciera ese traje azul.

El guión es también está perfectamente encajado. Eso sí, hay que creerse que el FBI envíe a una estudiante a lidiar con un peligroso psicópata. Si no eres de los que buscan el realismo absoluto, entonces déjate llevar por un carrusel de lo macabro, donde Ted Tally sabe ir dando la información necesaria en el momento justo.

23

No es necesario que comente la labor de los actores, ya que tanto Jodie Foster como Anthony Hopkins están superlativos, de hecho son ellos los que salvan a la película de la mediocridad, ya que el intrascendente Demme les dio libertad para crear. De esta improvisación nacieron la incómoda conversación en que Lecter se burla del acento de Starling y el famoso y desagradable ruido que sale de la boca de Hopkins tras decir que “comió su higado con un buen Chianti”. Esto salió de una broma del actor y gustó tanto que Demme lo dejó. Afortunadamente se hizo icónico.

También destacable es la presencia de Ted Levine como el psicópata Buffalo Bill. Su composición afectada y perturbadora da el punto extato de locura al film, con el momento del baile desnudo, como punto fuerte. Esto sería copiado en “El dragón rojo” sin conseguir el mismo efecto.

hannibal_lecter_by_erevis-d4dxzfdEn cuanto a la dirección a mi Demme nunca me ha parecido un gran director. Es un artesano impersonal que aquí supo aprovechar el talento de todo el equipo que le rodeaba. Quizá el mayor acierto fue el retomar la idea de Francis Ford Coppola en “El Padrino” (1972) de ofrecer dos acciones simultaneas al final, porque en el guión original todo era lineal y quedaba un final sin fuerza y desdibujado. Aun así, sigo sin ver a un director potente.

“El silencio de los corderos” es un atmosférico thriller de serie B que gracias a un equipo en estado de gracia supo romper esquemas, pero sin duda está sobrevalorado. La sorpresa que supuso la fantástica creación de los actores y ese guión perfectamente ajustado conjuntamente con los Oscars ganados, impiden ver lo tramposo de la trama y la dirección no puede evitar caer en algún momento plomizo.

Dicho esto sólo me falta poner nota: un 7 para un gran clásico que también fue una gran negocio, ya que con 20 millones de dólares de presupuesto recaudó la friolera de 130 en EEUU y otros 145 en el resto del mundo.

Título original: The Silence of the Lambs 

Reparto: Jodie Foster (Clarice Starling), Anthony Hopkins (Dr. Hannibal Lecter), Scott Glenn (Jack Crowford), Ted Levine (Buffalo Bill), Anthony Heald (Dr. Frederick Chilton)

Director: Jonathan Demme

Guión: Ted Tally (Novela: Thomas Harris)

Productora: Orion Pictures

Música: Howard Shore

Presupuesto: 19 millones de dólares (sin ajustar)

Taquilla: más de 272 millones de dólares (sin ajustar)

Redacción: Juan Pablo Pérez Padial

Sobre Maria José Díaz-Maroto García

Cinéfila empedernida buscando la serie perfecta. Combino mi pasión por el cine con las series y los libros. Redactora Jefe de Cine de esta gran comunidad que es Pandora Magazine y propietaria de un pequeño blog donde extiendo mi pasión por el cine, la literatura, las series y etcétera: 'Delirios, Literatura, Cómics y Películas'.