Crítica | “Yo, Tonya”, la consagración de Margot Robbie

Print Friendly, PDF & Email

2 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: I, Tonya. Dirección: Craig Gillespie. Guión: Steven Rogers. Dir. Fotografía: Nicolas Karakatsanis. BSO: Peter Nashel. Reparto: Margot Robbie, Sebastian Stan, Allison Janney, Caitlin Carver, Julianne Nicholson, Bojana Novakovic, Mckenna Grace. Género: Drama, Comedia. Duración: 121 mins.  Año: 2017. País: Estados Unidos. Producción: Clubhouse Pictures, LuckyChap Entertainment, Neon, 30West, Ai Film. Distribución en España: eOne Films Spain. | Tráiler en castellano

Margot Robbie protagoniza y produce este biopic sobre Tonya Harding, por el cual está nominada a mejor actriz en los próximos premios Oscar, entre otras grandes alegrías que le ha dado este personaje. Sin olvidar a Allison Janney, cuya representación de la madre de Tonya, también está dando nominaciones y premios, tiene, entre otros premios, el Globo de Oro a ‘Mejor actriz de reparto’, el SAG, el BAFTA, y nominación al Oscar, mucho se le tiene que torcer el asunto para que no se lo lleve a casa.

Década de los 90’s. Tonya Harding (Margot Robbie) es una prometedora patinadora artística, cuyo hito fue ser la 2ª patinadora en la historia (1ª estadounidense) en completar un salto triple Axel en una competición. Pero por eso no se le recuerda, sino por protagonizar uno de los escándalos más sensacionalistas de la historia del deporte. En 1994, su compatriota y principal rival, Nancy Kerrigan (Caitlin Carver), fue atacada por un matón a sueldo, cuya acusación recayó en el ex marido de Tonya, Jeff Gillooly (Sebastian Stan) y su guardaespaldas Shaw Eckhardt (Paul Walker Hauser).

A través de un cómico mockumentary (falso documental) que utiliza la entrevista documental, a los personajes clave de la historia, como forma de conocimiento y narrado por la propia Margot Robbie haciendo de Tonya Harding, incluso rompiendo de vez en cuando la cuarta pared, a lo “Deadpool”, podemos ver el comienzo, inconvenientes, boom y declive de la deportista americana.

Tengo que reconocer que me ha gustado muchísimo más de lo que me esperaba en un principio. No sé, me ha sorprendido la narración muchísimo, no es la típica película biográfica que te cuenta algo yendo del punto A al B y olvidándose de todo lo demás. No, aquí hacemos un recorrido absoluto, pero encima diferente y divertido. Este es un gran ejemplo de biopic centrado en algo, no como os contaba en “La batalla de los sexos”, pero presentado en un formato diferente, sabiéndote atrapar. Esta película tiene un objetivo: contar la verdad de Tonya Harding, pero a la vez lo hace ameno, divertido y con una grandísima Margot Robbie en patines.

“Yo, Tonya” intenta limpiar el nombre de la deportista, o más bien contar su verdad, la cual, aunque hoy día no tenga el reconocimiento debido, fue la primera americana en completar un triple Axel en competición y lo repitió. Ganó campeonatos a pesar de no ser la típica atleta, sino siendo alguien diferente y cometió errores, según la película, el primero fue casarse con Jeff Gillooly, interpretado por Sebastian Stan, el cual fue el responsable e ideador, junto a un amigo, de cometer la falta contra la deportista Nancy Kerrigan. Ellos fueron a la cárcel como mucho, un par de años, sin embargo Tonya fue despojada de los títulos conseguidos ese mismo año y vetada de por vida del patinaje artístico.

Particularmente creo que estas cosas son de juicio rápido, depende muy bien de quién seas, quién lo haga, a quién se lo hagas y cómo lo hagas, por eso, aunque ella no tuviera nada que ver, según esta versión, su vida deportiva quedó destrozada. A ello hay que añadir la denuncia de continuos abusos de su ex marido, su madre, el abandono de su padre y todo lo que Tonya Harding a través de Margot Robbie nos ha querido contar sobre su vida. La veracidad o no de los hechos, dependerá de cada uno.

Volviendo de nuevo a la película y dejando de lado lo demás, creo que estamos antes una película muy interesante, con una dirección notable por parte de Craig Gillespie, las escenas sobre el hielo están muy bien conseguidas y por lo que cuentan, la protagonista trabajó muchísimo en patines, lo cual se nota, tiene mucha seguridad. Detrás de destacar la actuación femenina principal, creo que es de rigor alabar a Allison Janney por traernos a un ser tan despiadado como LaVona Golden, pero a la vez hacerlo divertido y ganándose al público cada vez que salía en pantalla.

La verdad es que me gustó mucho más de lo que esperaba. Tiene un ritmo ágil, buena ambientación, acompaña la música y la estética, sin olvidar a una Margot Robbie que destaca maravillosamente en la película, pero que lamentándolo mucho este no será su año de ganar Oscar, sin embargo, creo que para Allison Janney, sí que lo será, el personaje que interpreta, la madre de Tonya, es puro oro.

Crítica: María José Díaz-Maroto

Imágenes e información proporcionadas por la distribuidora.

Sobre Maria José Díaz-Maroto García

Cinéfila empedernida buscando la serie perfecta. Combino mi pasión por el cine con las series y los libros. Redactora Jefe de Cine de esta gran comunidad que es Pandora Magazine y propietaria de un pequeño blog donde extiendo mi pasión por el cine, la literatura, las series y etcétera: 'Delirios, Literatura, Cómics y Películas'.