Crítica | “Thor Ragnarok”, psicodélica apuesta marvelita

Print Friendly

2 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: Thor Ragnarok. Director: Taika Waititi. Guión: Eric Pearson, Craig Kyle, Christopher Yost (Cómic: Stan Lee, Larry Lieber, Jack Kirby). Dir. Fotografía: Javier Aguirresarobe. BSO: Mark Mothersbaugh. Reparto: Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Cate Blanchett, Anthony Hopkins, Mark Ruffalo, Tessa Thompson, Benedict Cumberbatch, Idris Elba, Jeff Goldblum, Karl Urban. Género: Acción, Aventuras, Superhéroes. Duración: 130 mins. Año: 2017. País: USA. Producción: Marvel Entertaiment, Marvel Studios, Walt Disney Pictures. Distribución en España: Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. | Link al tráiler

Tercera entrega del Dios del trueno, tras “Thor” (2011) y “Thor: el mundo oscuro” (2013), Taika Waititi toma el mando desligándose de todo lo que le ataba a Midgard y se ha centrado en hacer una película de acción espacial, en tono satírico, con escenas gamberras, gags y más coral, olvidándose de Jane Foster y los problemas terrenales.

Thor (Chris Hemsworth) está preso al otro lado del universo sin su poderoso martillo y se enfrenta a una carrera contra el tiempo. Su objetivo es volver a Asgard y parar el Ragnarok porque significaría la destrucción de su planeta natal y el fin de la civilización Asgardiana a manos de una todopoderosa y nueva amenaza, la implacable Hela (Cate Blanchett). Pero primero deberá sobrevivir a una competición letal de gladiadores que lo enfrentará a su aliado y compañero en los Vengadores, ¡el Increíble Hulk! (Mark Ruffalo).

Tras la sinopsis oficial empiezan las preguntas: ¿Qué es el Ragnarok? Pues según la mitología nórdica es la batalla del fin del mundo, lo cual, es un hecho en Asgard, por lo que Thor, interpretado de nuevo por Chris Hemsworth, está buscando respuestas que le llevan hasta su padre, Odín, Anthony Hopkins. Tras un momento familiar, hace su aparición Hela, una gran Cate Blanchett, la cual es una todopoderosa y despiadada amenaza, que destruirá el Mjölnir.

En un intento, por parte de Thor, de reclusión/huida a Asgard por el bifröst, Hela consigue sacarlo del trayecto, el cual acabará varado en el planeta Skaar, gobernado por el Grandmaster, Jeff Goldblum, donde deberá luchar por su vida como un gladiador. Una vez allí, tendrá que derrotar a un antiguo aliado y vengador, Hulk, interpretado de nuevo por Mark Ruffalo, para volver a Asgard y parar el Ragnarok. Además de con la ayuda de Bruce Banner/Hulk, contará con ayuda (o no) de su hermano Loki, interpretado de nuevo por Tom Hiddleston, Heimdall, una vez más Idris Elba y con Tessa Thompson interpretando a Valquiria, una nueva aliada.

Básicamente esa es la trama sin meterme en el berenjenal de revelar spoilers, los diferentes tráilers han sabido hacer ese trabajo mejor que nadie. Todos sabemos por ellos que Thor perderá su martillo a manos de Hela, su pelo, encontrará a Hulk y formará equipo con su hermano Loki, un villano en continua reconversión que siempre es un gran placer encontrarse en pantalla, para enfrentarse a la malévola Hela, para mí, uno de los grandes aciertos marvelitas, primero, porque tiene una razón para ser villana sin ser repelente y segundo porque Cate Blanchett siempre da la talla.

A ver, voy a ser muy sincera: no ha sido lo que yo esperaba. Tanto gag facilón me ha dejado un sabor agridulce. ¡Ojo! No quiero decir que no la haya disfrutado, porque la verdad es que sí, pero las esperanzas que el tráiler me dio, sólo se han cumplido a medias.

¿Qué me ha gustado? El montaje, la acción, efectos especiales, esa magnífica paleta de colores, la fotografía del español Javier Aguirresarobe, la estética ochentera, la música, la dirección de Waititi, la composición de personajes sin que haya un recurso romántico fácil, la evolución positiva de los pilares que habíamos visto en anteriores filmes, como por ejemplo Thor. Aquí el personaje ha madurado sobradamente, desde que entró desterrado por arrogante en una tienda de mascotas en Nuevo México pidiendo un caballo para recuperar su martillo, hasta hoy ha sabido crecer, formar equipo con otros héroes, ha tenido dificultades como Dios del Trueno, enfrentamientos familiares, pérdidas significativas y ha perdido el amor de Jane Foster, la cual interpretaba Natalie Portman, en pos de sus deberes como futuro rey de Asgard.

¿Qué  no me ha gustado? La continúa mofa e improvisación de chistes, contado por el propio Chris Hemsworth en diversas entrevistas, que ha utilizado Taika Waititi y compañía en la película. Ha intentado ser más gamberra y políticamente incorrecta, al estilo “Guardianes de la Galaxia”, pero en ocasiones se le ve muy forzado, más que nada porque está atado a una calificación de edades de mayores de 7 años. Además, tanto gag le ha pasado factura a la hora del dinamismo, ya que la película, a pesar de tener un gran montaje, si que se te hace algo cuesta arriba, porque hay que bucear entre mucho chiste malo para entrar en el meollo.

En resumidas cuentas, me ha gustado mucho, pero le sobra un 30% de los chistes, más que nada los que le restan credibilidad e inteligencia al personaje. Y los que no pegan con el tono de la situación. Hombre, si te pones serio, que hay un par de momentos, no me rompas esa atmósfera con una gilipollez de chico pequeño, termina de resolver eso, para entrar en lo otro. Hay momentos y momentos.

Respecto al reparto, la verdad es que los conocidos como Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Idris Elba, Anthony Hopkins, Mark Ruffalo saben de sobra ya mantener su personaje, por lo tanto están bastante bien. En cuando a las nuevas incorporaciones al UCM, como es Cate Blanchett, Tessa Thompson, Jeff Goldblum o Karl Urban, básicamente muy bien, menos Urban, cuyo personaje no me ha gustado ni aportado nada. En cuanto a los cameos marvelitas, como el de Benedict Cumberbatch ha sido una de las partes que más me han gustado de la película, uniendo lo cósmico de Doctor Extraño y el Dios del Trueno. Tampoco está mal los cameos del  propio director, Taika Waititi o Matt Damon, Sam Neill y Luke Hemsworth, de los cuales no hablaré, para que lo veáis vosotros mismos. Y lo de Scarlett Johansson no es cameo como tal, aunque creo que ha sido más bien una “utilización de recursos del mundo marvelita por el bien común” y una sonrisa general para los espectadores.

¿Le ponemos una nota? “Thor Ragnarok” me ha gustado respecto a las anteriores, por lo que le pondré un 75 o 80/100, tendré que verla dentro de unos meses en casa, en versión original, para decidirme. Sin embargo, argumentalmente, de cara a la macro-película de “Avengers: Infinity War”, me ha parecido un fail, no cuenta nada, hay escenas post-créditos, pero tampoco creo yo que cambie el rumbo de lo establecido. Aún así, no hay que tenerlo en cuenta hasta que no veamos el compendio de héroes. Marvel tiene un humor muy blanco, pero sabe hilvanar este mundillo cinematográfico a la perfección. No da puntada sin hilo.

 

Sobre Maria José Díaz-Maroto García

Cinéfila empedernida buscando la serie perfecta. Combino mi pasión por el cine con las series y los libros. Redactora Jefe de Cine de esta gran comunidad que es Pandora Magazine y propietaria de un pequeño blog donde extiendo mi pasión por el cine, la literatura, las series y etcétera: 'Delirios, Literatura, Cómics y Películas'.