Crítica | “Star Wars: Los últimos Jedi”, la película que ha divido al fandom y a la crítica

Print Friendly

1 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: Star Wars: The Last Jedi. Director: Rian Johnson. Guión: Rian Johnson (Personajes: George Lucas). Dir. Fotografía: Steve Yedlin. BSO: John Williams. Reparto: Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Óscar Isaac, Mark Hamill, Carrie Fisher, Kelly Marie Tran, Domhnall Gleeson, Benicio del Toro, Laura Dern, Andy Serkis. Género: Ciencia-Ficción, Aventuras, Fantasía. Duración: 150 mins. Año: 2017. País: USA. Producción: LucasFilms, Walt Disney Studios Motion Pictures. Distribución en España: Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. | Link al tráiler

La malvada Primera Orden se ha vuelto más poderosa a las órdenes de Snoke (Andy Serkis) y Kylo Ren (Adam Driver) y tiene contra las cuerdas a la Resistencia, liderada por la General Leia Organa (Carrie Fisher). El piloto Poe Dameron (Oscar Isaac) encabeza una misión para intentar destruir un acorazado de la Primera Orden. Mientras tanto, la joven Rey (Daisy Ridley) tendrá que definir su futuro y su vocación, y el viejo jedi Luke Skywalker (Mark Hamill) revaluar el significado de su vida.

Todo lo continuista y sin innovación que me pareció “Star Wars VII: el despertar de la fuerza”, ojo, no quiero decir que fuera mala, sino que no arriesgó lo suficiente, “Star Wars VIII: Los últimos Jedi” lo suple. Y de qué manera. A mí, personalmente me ha encantado. Es más creo que ha sido así porque hay una trama sólida, con un buen número de giros de guión, algunos bastante imprevisibles, con algún momento de distensión, mucha epicidad marca Star Wars, grandiosos efectos especiales, pero sabe retirarse unos pasos de la línea marcada, para contar otra cosa, correlacionada, sí, pero de una manera muy diferente.

Como pasó en su predecesora (bueno, en todas las pelis corales de este tipo), la película se centra en diversos focos de acción. Por un lado tenemos a Rey en la isla con Luke Skywalker, donde ella desarrollará su relación con la fuerza, entenderá que es y tomará una determinación en cuanto a su destino y sus preguntas personales. Mientras Luke está en conflicto consigo mismo por el camino hacía el lado oscuro que tomó su sobrino Ben y hasta donde ha llegado, recordemos que mató a su padre en la anterior entrega.

En el 2º foco de acción tenemos a lo que resta de la Resistencia huyendo del ataque constante de La Primera Orden, comandados por la General Leia Organa y con un Poe Dameron que está intentando ayudar en la causa. Como cuarto foco esté Finn y Rose Tico (nuevo personaje), los cuales intentan colarse en la nave destructora de los malos para desactivar el rastreador y así poder huir, lo que les llevará a un nuevo planeta y una trama que a pesar de ser interesante, le resta continuidad a la historia. Por último está toda la parte de Kylo Ren, Snoke y el General Hux.

Me ha gustado mucho el “desbarajuste” de guión que ha escrito Rian Johnson, sin dar nada por sentado y alejándose de muchas predicciones. Ni el bueno es tan bueno, ni el malo es malo porque sí, todo se mete en una coctelera y a probar nuevas posturas. Me ha gustado mucho la vuelta de tuerca que ha querido darle a Ben Solo/Kylo Ren, el cual quedó como un niño mimado en la anterior entrega, sin embargo aquí ha sabido darle una historia de villanía muy interesante. Sin olvidar el dualismo con Rey al que juega durante toda la película. Vamos, que ha pasado de ser un personaje muy bluff, ha un personaje bastante interesante de cara a la 3ª entrega.

Por otra parte, como ya suponíamos gracias al tráiler y lo que vimos en “El despertar de la fuerza”, tras el enfrentamiento con Kylo Ren, Rey acabará en la isla buscando a Luke Skywalker para que la entrene como Jedi, ya que él es la ansiada esperanza que necesita la Resistencia para subsistir los envistes de La Primera Orden, pero la verdad es que no todo es tan fácil como me imaginaba, ya que Skywalker está aislado por una razón que conoceremos en el transcurso de la historia y que tampoco me veía venir (del todo).

En cuanto a la parte de Finn, como he dicho, es la más insustancial hasta prácticamente el final, pero en sí, tampoco es para despreciarla, aporta un toque diferente. Se nota que en esta película ha tenido menos peso argumental, que no de tiempo, ya que sale en pantalla bastante, en pos de desarrollar a Poe Dameron y a los dos protagonistas, Rey y Ben Solo.

Respecto a la parte que más feelings nos ha hecho sentir, cada escena en la que salía nuestra querida Princesa Leia, reconvertida en General Organa, pues han sido maravillosas, una a una. A mí me ha encantado como han desarrollado su personaje en esta entrega, evolucionándola un poquito más, de ser una madre que quiere recuperar a su hijo, a ser lo que siempre ha sido, una luchadora. No sé qué pasará con su historia en la última entrega, pero aquí Rian Johnson ha sabido homenajearla como se merece. Carrie Fisher siempre será nuestra princesa.

Dejando de lado toda la trama, he de decir que la música de John Williams ha sido espectacular, desde la primera nota cuando salen los títulos de inicio, ya sientes que toda la Saga está ahí empujando en tu corazoncito de fangirl (o fanboy). Las actuaciones me han gustado más, se nota que los personajes van cogiendo buqué y la comodidad entre ellos, el entendimiento es un gran aliado. Desprenden química, sobre todo el tándem de Luke y Rey, me ha sorprendido muy amablemente, aunque con Finn tenía más afinidad. Aún así, el personaje que interpreta Daisy Ridley sigue siendo mi favorito de esta nueva trilogía, espero que sepan colocarla en el lugar que se merece, porque sino me decepcionará mucho.

Otra cosa que me ha gustado, es que a pesar de ser una película con peso dramático, han sabido meter un par de gracietas para que se haga más amena la duración, recordemos que son 2 horas y media de sables láser, naves disparando y conversaciones trascendentales, podría hacer bola, sin embargo lo resuelve con esa marvelización que a tanta gente le molesta, pero usada en su justa medida, hace que el metraje “entre mejor”. Los Porg me han parecido una monada.

¿Entonces no tiene nada malo? Pues sí, por ejemplo, hay escenas que le sobrepasan, que debería haber ido sólamente a la situación que nos interesa, quitando momentitos y/o personajes que no pintan nada, un ejemplo sin spoilers, sería unas “monjas” que habitan en la isla que está Luke Skywalker, debería o haberlas eliminado, o dejarlas como relleno estético sin necesidad de dar ninguna explicación. Tampoco me ha gustado que quite a algún que otro personaje así de un plumazo, pero bueno, imagino que será un reto para J.J. Abrams en la próxima entrega, el decidirá si deja enterrado el pasado o lo hace resucitar. Porque eso sí, lo ha dejado todo apuntando al blanco, para darnos un grandioso colofón. O eso espero.

Como habréis notado, a mí me ha gustado mucho. Sí que he echado mucho de menos a Han Solo y por mucho que Johnson lo ha intentado, creo que sólo hay un único e icónico Han Solo. Sin embargo, ha sabido desvelar otros misterios de la fuerza, darnos algún cameo más que sorprendente y estirar la trama sin que parezca puro relleno. ¿La mejor de la Saga? Pues no, pero sí que es la mejor de esta 3ª trilogía. Al menos para mí.

Crítica: María José Díaz-Maroto

Sobre Maria José Díaz-Maroto García

Cinéfila empedernida buscando la serie perfecta. Combino mi pasión por el cine con las series y los libros. Redactora Jefe de Cine de esta gran comunidad que es Pandora Magazine y propietaria de un pequeño blog donde extiendo mi pasión por el cine, la literatura, las series y etcétera: 'Delirios, Literatura, Cómics y Películas'.