Crítica | “Molly’s Game”, la portentosa actuación de Jessica Chastain

Print Friendly, PDF & Email

2 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: Molly’s Game. Dirección: Aaron Sorkin. Guión: Aaron Sorkin (Memorias de Molly Bloom). Dir. Fotografía: Charlotte Bruus Christensen. BSO: Daniel Pemberton. Reparto: Jessica Chastain, Idris Elba, Kevin Costner, Michael Cera, Samantha Isler, Chris O’Dowd. Género: Drama. Duración: 141 mins.  Año: 2017. País: Estados Unidos. Producción: Coproducción Estados Unidos-China-Canadá, Entertainment One, The Mark Gordon Company, Pascal Pictures. Distribución en España: eOne Films Spain. | Tráiler en castellano

La enigmática y brillante Molly Bloom (Jessica Chastain), después de abandonar su carrera en el esquí profesional, decide mudarse a Los Ángeles. Allí, tras un cúmulo de casualidades, Bloom empezará a organizar partidas de póker clandestinas en las que participaban estrellas de Hollywood, deportistas, empresarios y la mafia rusa. Durante una década fue la impulsora de este imperio de partidas de póker, hasta que el FBI la investigó por sus conexiones con la mafia. Así conocerá al prestigioso abogado Charlie Jaffey (Idris Elba), el cual será su única posibilidad para librarse de la cárcel.

Aaron Sorkin, creador de ‘El ala oeste de la Casablanca’ o ‘The Newsroom’, ganador del Oscar al mejor guión adaptado por “La red social” (2010), debuta dirigiendo y escribiendo la historia real de Molly Bloom, que según ha contado en sus entrevistas, no le llamó la atención lo suficiente cuando leyó el libro, sino cuando conoció a la mujer protagonista y empezaron a hablar sobre lo ocurrido.

Metiéndonos de lleno en la película, pero sin entrar en los spoilers, Molly Bloom, interpretada maravillosamente por Jessica Chastain y que fue nominada a ‘Mejor actriz – drama’ en los Globos de Oro, se pone en la piel de una joven que va a buscarse la vida en Los Ángeles tras su retirada del esquí. En su nuevo trabajo como secretaria, acabará organizando junto a su jefe una partida de póker, en la que ella levará las cuentas. Poco a poco irá metiéndose de lleno en este mundo, gracias al apoyo del Jugador X, interpretado por Michael Cera, el cual se dice, se comenta que es una mezcla de Tobey Maguire, Leonardo Dicaprio y Ben Affleck, entre otros actores que participaban en esas timbas.

Tras un gran comienzo, haciéndose un nombre y llevando estas partidas entre actores famosos y demás, el Jugador X acabará enfrentándose a Molly, haciéndola salir del juego. Esta, en vez de rendirse, con los ahorros que tenía de organizar estas partidas, decide mudarse a Nueva York a empezar lo que sabe hacer, pero lejos de los “niñatos hollywoodienses”. Aquí, a pesar de reportarle grandes beneficios, las compañías, la ambición por ir a más y no depender de nadie y el pasado empezarán a pasarle factura, hasta dar con sus huesos frente al FBI. Es entonces cuando conocerá al abogado Charlie Jaffey, al cual interpreta Idris Elba, que a pesar de no estar muy convencido sobre representarla o no, finalmente decide ayudarla, a cambio de que le cuente la verdad que a omitido en su libro.

A ver, sinceramente el argumento me ha gustado mucho, porque aparte de tener como tres líneas de historia, por una parte los recuerdos de Molly en su infancia, por otra parte la línea del presente, donde a través de la interactuación de Jessica Chastain e Idris Elba vemos la tercera línea de la historia, los recuerdos de cómo empezó en el mundo del póker, que hay de verdad sobre lo que se ha dicho de ella y la investigación federal. Eso es un gran plus para Sorkin, ya que ha compuesto un grandísimo personaje femenino, con una interpretación brillante de Jessica Chastain, que seduce a la cámara sin necesidad de que le enrole una relación romántica.

En cuanto a los apartados técnicos, ha sabido resolver la dirección muy bien, no tiene la precisión técnica cuasi obsesiva de David Fincher, pero me ha gustado el montaje ágil por el que han optado, ya que entramos en la película, sepas o no sepas de póker, gracias a un simple explicación estamos al día. Además, que en sí, las cartas no es lo que importa, sino la historia de Molly y su imperio, el cual se ganó sin jugar una sola partida de póker.

Dentro de que estés más o menos de acuerdo con el porvenir de los hechos, la situación personal de la protagonista y demás, es del todo innegable el trabajo de actuación de Jessica Chastain, el cual está siendo reconocido a través de las nominaciones y demás. Sin embargo, aquí entra “El caso Sloane”, creo que en esa película su actuación fue más redonda, no quedaba eclipsada por nadie, sin olvidar el giro de tuerca final que ni te esperas. Aquí, aunque no sepas nada de la historia o de quién es Molly Bloom, sabes que no habrá ningún giro, que todo será como te imaginas desde el principio y que además cuenta con un gran compañero dándole réplica, como es Idris Elba, que a veces, en un par de escenas, como la inicial en la corte o en la reunión con el FBI, que eclipsa al personaje principal. De ahí, que la otra me parezca más redonda en cuando a reconocimiento de actriz.

“Molly’s Game” es una magnífica y portentosa actuación femenina a tener muy en cuenta en la carrera filmográfica de Jessica Chastain, pero, por mucho que nos entristezca, creo que es justo que no esté entre las elegidas para optar a la preciada estatuilla, aunque creo, que no tardará mucho en llevarse una a casa.

Crítica: María José Díaz-Maroto

Imágenes e información proporcionadas por la distribuidora.

Sobre Maria José Díaz-Maroto García

Cinéfila empedernida buscando la serie perfecta. Combino mi pasión por el cine con las series y los libros. Redactora Jefe de Cine de esta gran comunidad que es Pandora Magazine y propietaria de un pequeño blog donde extiendo mi pasión por el cine, la literatura, las series y etcétera: 'Delirios, Literatura, Cómics y Películas'.