Crítica | “La Piel Fría”, nuestra elección para Halloween

Print Friendly

5 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título: Cold Skin. Director: Xavier Gens. Guión: Jesús Olmo, Eron Sheean. Reparto: David Oakes, Aura Garrido, Ray Stevenson, John Benfield, Ivan González, Ben Temple, Winslow Iwaki. Género: Terror, Suspense. Duración: 107 minutos. Año: 2017. País: Francia, España. Fotografía: Daniel Aranyó. Música: Víctor Reyes. Productora: Gran Babieka, Kanzaman, Ink Connection, Pontas FIlm & Literary Agency.  Distribuidora: Diamond Films España.

En una isla en mitad de la nada oceánica, dos hombres deben defenderse casi todas sus noches, resguardados en un faro, del asedio de unas extrañas criaturas marinas. Sin entender las razones del ataque y sometidos a una extrema tensión, el joven (David Oakes) y el veterano (Ray Stevenson) tendrán que replantearse cómo podrán enfrentarse al desconocido peligro. La cautividad y la continua lucha les llevan a un viaje al centro de sus entrañas, donde se entremezcla lucidez y enajenación, rechazo y deseo, crueldad y amor, hacia la vida y sus misterios.

Aunque no tiene nada de malo ni es una obligación de ningún tipo, me sabe mal acudir a ver una película que adapta una obra que no he leído. Y más aún cuando salgo contento con el resultado, como es el caso que nos atañe. Pero vaya, paranoias mías sin importancia que os cuento sobre todo porque no sabía como empezar esta crítica.

Vengo a hablaros de la adaptación cinematográfica de la obra “La Piel Fría”, la probablemente novela más conocida de mi paisano Albert Sánchez Piñol. Pero yo solo estoy aquí para valorar cine, podéis leer sobre él y su escritura en muchos lugares.

El encargado para contarnos esta nueva versión ha sido Xavier Gens, que aunque no es un cineasta de renombre tiene sobrada experiencia y quizá os hayáis topado con su “Hitman”, adaptación del famoso videojuego. Y a pesar de no haber visto el resto de sus películas, con que dirija de aquí en adelante como lo ha hecho en “La Piel Fría”, podemos estar tranquilos. Consiguiendo sacar calidad -que por otra parte ya tenían de sobra- del elenco principal, maneja muy bien lo limitado del proyecto para ofrecer un resultado de notable estofa.

Acerca del guión del que surge todo esto, mucho no puedo deciros sin haber leído la novela base, pero en todo caso no parece que Jesús Olmo y Eron Sheean hayan hecho un mal trabajo para nada.

Tengo que seros sinceros. Cuando acepté acudir al pase, no quise ver tráiler ni leer mucho sobre la trama y creí que iba a ver una cinta de terror, aunque al final (podéis estar tranquilos) tiende más al suspense y al terror vivo y personal, como si estuvieras tú allí intentando sobrevivir. Pero sabía que quería ver la cinta sí o sí, porque salía mi adorado Ray Stevenson. Qué maravilla de hombre -tengo devoción hacia él- y qué bien está en este papel. Pero es que además los otros dos miembros del trío protagonista están igual o mejor. David Oakes consigue un personaje redondo y está en su salsa. Y el mérito de la gran Aura Garrido, que después de ocho horas de maquillaje y caracterización consigue ofrecer esa fascinante interpretación sin usar ni usa sola palabra… increíble. Prácticamente solo los ves a ellos tres en toda la peli, pero quedas realmente satisfecho de que así sea.

Ciertamente es una lástima, porque como veis todo en el film parece haber dado sus frutos y ser positivo. Pues imaginaos de qué podríamos estar hablando si en vez de unos ocho millones de euros como presupuesto, fuera una producción de dimensiones hollywoodienses. Sobre todo para pulir con efectos especiales a las criaturas marinas que representan la magia y alma de esta historia. Ojalá haber visto a este mismo equipo con más recursos, porque dad por seguro que entonces estaríamos todos hablando de lo que habrían conseguido.  

En este caso no quiero hablaros de muchos más detalles para que os centreis en los que me parecen los puntos más destacables de la producción. Solo sumo que me parece increíble la gran localidad donde transcurre todo porque queda precioso y realmente creíble (está rodada en las Islas Canarias, porque Islandia resultó demasiado complicado).

Tendré que leer el libro para acabar de sacar conclusiones de “La Piel Fría” pero independientemente de su faceta adaptativa, como película en sí me funciona perfectamente y aunque no es ni será un punto de inflexión para la historia del cine, yo salí encantado con lo ofrecido y con haberme sentido parte de tremenda cruda y curiosa historia. Creo que es una recomendación bien fundada esta vez la que os hago por mi parte.

Crítica: Dani Pereira

Sobre Dani Pereira

20 años, aficionado a todo lo que sea escribir, con vocación al cine, las series, los cómics, los videojuegos, la música y el baloncesto.