Crítica | “Irrational Man”, el regreso anual y en plena forma de Woody Allen

Print Friendly
1 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: Irrational Man. Director: Woody Allen. Guión: Woody Allen. Reparto: Joaquin Phoenix, Emma Stone, Jamie Blackley, Parker Posey, Ethan Phillips, Julie Ann Dawson. Género: Drama, Intriga, Comedia. Duración: 96 minutos. Año: 2015. País: USA. Fotografía: Darius Khondji. Música: Ramsey Lewis. Productora: Sony Pictures Classics, Gravier Productions. Distribuidora: eOne Films.

Irrational_Man-961945463-large

Sinopsis | Abe Lucas (Joaquin Phoenix), un profesor de filosofía en plena crisis existencial, no encuentra ningún sentido a su vida, a pesar de que dos mujeres, una solitaria profesora (Parker Posey) y su mejor estudiante (Emma Stone), tratan de establecer una relación con él. Sin embargo, todo cambia cuando Abe escucha accidentalmente una conversación en un bar y eso, de repente, activa de nuevo su imaginación y le hace recuperar las ganas de vivir.

————

10El profesor Abe Lucas, se siente apagado, nada ilumina su vida y ni siquiera la esplendorosa belleza de Emma Stone es capaz de sacarlo del profundo pozo de pesimismo existencial al que se sabe condenado y sin ninguna esperanza de emerger. Parece evidente, pues, que tiene un gran problema. El hecho de que la materia impartida sea filosofía no le ayuda, igual que tampoco Parker Posey, compañera de trabajo, empeñada en iniciar junto a él una aventura fuera de su matrimonio. Así pues, este docente de exuberante barriga cervecera, al que interpreta de manera fantástica un gran Joaquin Phoenix, está ya de vuelta de todo. Cuesta abajo. Tanto que, incluso, se ve capaz de jugar a la ruleta rusa sin ningún tipo de miedo; de hecho, si acertara con la única bala presente en el tambor de la pistola y su vida terminara en ese momento sentiría, por fin, un gran alivio. Ah, pero… ¿quién le iba a decir que algunas cosas son capaces de iniciar, de repente, una gran transformación en la vida? ¿Qué tal la inesperada posibilidad de crear… justicia? Así contado, parecería que estamos ante una película que esboza un positivismo descarado: la consecución de equilibrar la balanza en una determinada situación provoca que nuestro desganado protagonista recupere, por fin, las ganas de vivir (y, de paso, encender el deseo de meterse en la cama con Parker Posey y Emma Stone).

Sin embargo, no todo es tan sencillo, porque nuestro profesor de filosofía halla su incentivo vital en la posibilidad de detener las corruptelas de un acomodado juez, evitando así que continúe ejerciendo una dudosa labor que deparara infelicidad y desgracias a mucha gente. Un momento, ¿he dicho detener? Quería decir eliminar. Asesinar. Cuando se activa en la cabeza de Abe Lucas la posibilidad de hacer verdadera justicia matando a un tipo corrupto que no la imparte (cuando debería, ya que es su oficio), su mente empieza a fantasear con diferentes posibilidades hasta que encuentra una que le lleva, de manera satisfactoria, al ansiado (y tan literario) crimen perfecto (no obstante, ¿considerará moral también su particular aplicación del orden universal o será, simplemente, producto de una deformada visión de la realidad?).

Irrational-Man-kadr-2Pero por muy perfecto que el crimen pueda llegar a ser, surgirán contratiempos, dificultades y escollos que harán que, inevitablemente, tenga que enfrentarse a ellos, sortearlos y así poder disfrutar de esa vida que, después de mucho tiempo, vuelve a sonreírle. Después de todo, “Irrational Man” es una película y no la vida real.

Woody Allen continúa demostrando su talento a la hora de crear conceptos atractivos y desarrollarlos con la habilidad del que conoce su oficio. “Irrational Man” es magnífica por muchos motivos. Entre ellos, plantea una idea tan irreverente como la del crimen justificado como panacea para revitalizar a un hombre sin aparente ilusión e interés por vivir, sugiere una extraña aplicación de la justicia poética donde la casualidad (o no) es, en cierto modo, también provocada por el protagonista, y posee hermosas imágenes visuales donde el mar se alza como ese lugar donde alcanzar la “muerte más dulce”. Aunque Joaquin Phoenix resalta en el estupendo cast (algo habitual en el director neoyorquino), no podemos olvidarnos de la siempre eficiente Parker Posey y la hipnótica Emma Stone, que aquí repite con Allen después de “Magia a la luz de la luna”. Si quieren disfrutar de buen cine, ese que le hace a uno interesarse por los personajes y tramas y acosa los pensamientos una vez ha finalizado la proyección, mi recomendación es este hombre irracional, lo mejor que se ha estrenado durante el mes de septiembre.

Crítica: José Luis Ordóñez

Sobre pandoramgzn