Crítica| «El Caso Fischer», una batalla más que interesante

Print Friendly, PDF & Email
4 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título: Pawn Sacrifice. Director: Edward Zwick. Guion: Steven Knight. Reparto: Tobey Maguire, Liev Schreiber, Michael Stuhlbarg, Peter Sarsgaard, Lily Rabe, Robin Weigert. Género: Drama, Biopic. Duración: 114 minutos. Año: 2014. País: Estados Unidos. Fotografía: Bradford Young. Música: James Newton Howard. Productora: Gail Katz Productions, Material Pictures, MICA Entertainment, PalmStar Entertainment, Saga Film. Distribuidora: A contracorriente Films.

null

Esta historia nos cuenta el crecimiento personal y profesional de un joven llamado Bobby Fischer, un chico americano con un don especial para el ajedrez desde muy pequeño. Este drama basado en historia real, nos acerca a como el protagonista buscará vencer al inalcanzable campeón oriundo de Rusia, Boris Spassky. Como la auténtica Guerra Fría, viviremos los tremendos duelos entre ambos jugadores para llegar a saber quién es el mejor del mundo en ajedrez.

Otro biopic a mi colección de críticas, distinto y mucho más dramático que por ejemplo “Eddie el Águila” que pudisteis leer no hace mucho aquí mismo. Esta película dirigida por Edward Zwick me aportó cosas totalmente nuevas en ciertos aspectos, relativas a su protagonista o dentro del propio género.  Y aunque no se trata para nada de una película espectacular, ni esencial y obligatoria de ver, sí cumple sobradamente como historia biográfica y drama. Posiblemente el director podría haber pulido ciertos aspectos y hubiera acertado más en la forma de llevar a cabo dicha historia, puesto que sí me pareció que era ciertamente irregular en cuanto a ritmo y llamada de atención del público. Además se trataba de un reto de adicional dificultad dado que esta misma historia ya se ha contado otras veces, y hay que evitar caer en repeticiones y contar lo mismo de forma original y distraída. Cuestión también arrastrada por el guion de Steven Knight, que sostiene la otra mitad de esta dificultad. Así pues no han hecho un mal trabajo para nada, pero tampoco han conseguido algo espectacular.

null

Toca hablar del reparto. Encabezado por Tobey Maguire como Bobby Fischer, me daba un miedo terrible ver otra vez a un protagonista desustanciado, cosa de la que peca a menudo el primer “Spiderman” del cine. Pero la verdad es que me sorprendió, consiguiendo un papel de mucho más carácter y sangre que te transmite con mayor eficacia la dramática vida del ajedrecista norteamericano. A pesar de considerarlo (en esta entrega también) un actor poco capaz de mantener la escena estando en solitario, es de las primeras veces en que considero que ha dado notablemente la talla. El que, como siempre, me ha parecido muy elegante y magnífico en su papel secundario es Liev Schrieber, que haciendo de Boris Spassky nos ofrece una fantástica actuación. También quedé muy conforme con las interpretaciones de un reparto realmente decente como son Michael Stuhlbarg, Peter Sarsgaard, Lily Rabe o Robin Weigert. Y es que posiblemente el juego brindado por la mayor parte del reparto es lo que más destacaría de esta entrega.

Y también es cierto que conjuntamente director, guionista y protagonista nos hacen apreciar lo que fue la locura de un genio en lo suyo como era el auténtico Robert Fischer. Si habéis disfrutado en alguna ocasión de una película biográfica, os recomiendo darle una oportunidad más que merecida a ésta solo por sentir lo duro que fue su camino hasta la grandeza, y descubrir las consecuencias que tendría en su futuro.

null

Como curiosidad, además, la película te da (al menos fue mi caso) unas verdaderas ganas de volver a jugar al ajedrez, o aprender a jugar si es que nunca te has puesto delante de un tablero a cuadros. En cuanto a trasfondo político, se hace notar el empeño constante en recalcar lo que supuso ese Campeonato Mundial de Ajedrez de 1972 a nivel simbólico para Estados Unidos y la URSS, pero realmente no consigue que veas una credibilidad seria del asunto político.

Y lamentablemente no puedo decir mucho más de Pawn Sacrifice (El Caso Fischer” en España) y ese sería su otro inconveniente junto a la irregularidad, y es que no da mucho para analizar o comentar al terminar de verla. Es una película muy decente, con sorpresas agradables como comentaba acerca del actor principal, pero tampoco destacable ni siquiera en el propio género. Le daré… un 7/10 y resulta quizá hasta generoso. Pero me parece interesante para conocer más de cerca la biografía del probablemente mejor jugador de ajedrez de la historia.

Comentar finalmente, que me parece algo criminal que una película que se estrenó hace ya bastante en Estados Unidos, tarde tanto en aparecer en nuestras carteleras. Debería apoyarse (labor tanto del sector como del propio público) más dignamente este tipo de largometraje, que suena casi a broma que hoy en día el entretenimiento lleve un retraso casi anual, y más en otros casos. Id a verlas.

Sobre Dani Pereira

20 años, aficionado a todo lo que sea escribir, con vocación al cine, las series, los cómics, los videojuegos, la música y el baloncesto.