Crítica | “Baywatch: Los vigilantes de la playa”, a bordo con Dwayne Johnson

Print Friendly

3 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título: Baywatch. Director: Seth Gordon. Guión: Damian Shannon, Mark Swift. Reparto: Dwayne Johnson, Zac Efron, Alexandra Daddario, Priyanka Chopra, Kelly Rohrbach, Ilfenesh Hadera, Jon Bass. Género: Comedia, Acción, Aventura. Duración: 117 minutos. Año: 2017. País: USA. Fotografía: Eric Steelberg. Música: Christopher Lennertz. Productora: The Montecito Picture Company, Skydance Productions, Uncharted Territory, Paramount Pictures. Distribuidora: Paramount Pictures Spain.

El mejor equipo de socorristas de California, liderados por el increíble Mitch Buchannon, y con un nuevo recluta entre ellos, el polémico ex-nadador olímpico Matt Brody, deberá unir fuerzas para destapar una trama criminal de drogas y asesinatos que amenaza el futuro de la Bahía.

No tengo palabras. A partir de hoy viernes 16 de junio de 2017, empezaréis a oír rumores acerca de “The Greatest Movie Of All Time”. Y sí, amigos, hablo de “Baywatch: Los vigilantes de la playa”. Ya no solo afirmo con rotundidad que es la mejor peli que he visto en lo que llevamos de 2017, ni siquiera que es el mayor disfrute que he experimentado en una sala de cine en la última década, si no que es lo mejor que ha parido el séptimo arte desde que se inventó.

Una dirección categórica, un guión excelso, unas actuaciones dignas de premiar, una banda sonora ejecutada a la perfección, fotografía deslumbrante, e incluso los pocos efectos especiales necesarios parecen sacados de un futuro muy lejano. Y es que lo tiene todo, es un conjunto de artesanías superiores a nada visto anteriormente. He ido gratis al pre-estreno, pero pagaré cada semana por ver de nuevo esta joya.

No, es horrible. Es “clase obligatoria de cómo no hacer cine”. Es tan mala, que da la vuelta y te lo pasas bomba, porque todo lo que ocurre es inverosímil y acabas creyéndotelo.

Dirección a cargo de Seth Gordon, conocido ya por comedias y capítulos de series de tono muy similar a este estreno, uno de los culpables de lo que creo que es una parodia de todo lo posible (incluyendo la serie original de la cual, por suerte, no tengo ni idea) y que se ríe, o eso espero, de sí misma en todo momento. Si no, no tiene explicación posible.

Acompañados por el guión de Damian Shannon y Mark Swift, ambos con currículo similar –bueno o malo ya es cosa vuestra juzgarlo– y que no sé qué tomaban mientras daban forma a esta historia. Eso sí, como comedia funciona impecablemente.

Lo mejor, quizá, o lo salvable al menos de este proyecto, es poner como protagonista al actor con más carisma que hay actualmente en Hollywood. Dios bendiga a Dwayne Johnson. Está totalmente a bordo, se mete de verdad en el papel de Mitch y si no fuera por él… en fin. El resto de reparto, de nombres nada despreciables como son Zac Efron (Matt Brody), Alexandra Daddario (Summer Quinn), Kelly Rohrbach (C.J. Parker), Ilfenesh Hadera (Stephanie Holden) o Jon Bass (Ronnie Greenbaum), también hacen un equipo con química y muy divertido. El resto del reparto juega su papel en esta caricatura y ya.

La banda sonora va muy a juego con el rollo que intenta venderte la peli, aunque el tema principal se acaba haciendo repetitivo de narices. Pero si hay algo que me dio vergüenza ajena y que no se perdona aunque el film de verdad quiera resultar absurdo, son los efectos. Por dios, que teníais 70 millones de presupuesto, aunque los salarios chupen la mayor parte de esto, no puedo olvidar ese plano de Efron BORROSO por el croma pocho de detrás.

Y me callo ya porque quiero que de verdad vayáis a verla y reflexionéis sobre ella. Espero que no hagan secuela que se cargue la… ¿magia? de esta maravillosa creación. No voy a dar nota porque está por encima de cualquier número. Y ni siquiera he hablado del humor machista constante. Y ahora me voy a la playa a ver si me ahogo, porque hablar sobre esta película es agotador. Ya en cines, espero que la disfrutéis tanto como yo.

Crítica: Dani Pereira

Sobre Dani Pereira

19 años, aficionado a todo lo que sea escribir, con vocación al cine, las series, los cómics, los videojuegos, la música y el baloncesto.