«Sociedad» Neandertal. Estructuración y antropología del Homo Neanderthalensis

El Homo Neanderthalensis es una especie homínida extinta que pobló Europa y partes de Asia occidental entre los años 230.000 y 28.000 B.P. integrada en el ámbito del Paleolítico medio. […]
Print Friendly, PDF & Email

21 Votos obtenidos¡Vótame!

El Homo Neanderthalensis es una especie homínida extinta que pobló Europa y partes de Asia occidental entre los años 230.000 y 28.000 B.P. integrada en el ámbito del Paleolítico medio. Llegó a convivir durante aproximadamente 5.000 años con el Homo Sapiens. Trataré de centrarme en la cultura, sociabilización y espiritualidad del hombre de Neandertal de manera objetiva mostrando varios puntos de vista para los diversos temas, ya que muy poco conocemos en realidad como para llegar a afirmar de manera absoluta ninguno de ellos.

Louis Binford desarrolló una de las teorías más controvertidas sobre la estructura social de los neandertales. Binford propuso que los hombres y mujeres neandertales podrían haber vivido vidas separadas. Los hombres más especializados en la caza se procurarían piezas para su propio sustento y no compararían más que lo que fuera fácilmente transportable por lo que una dieta femenina basada en lo que ellos les llevasen no sería posible. Los hombres solo se quedarían junto a ellas el tiempo justo de aparearse. Binford dedujo esto a partir de una serie de hogares encontrados en Combe-Grenal. A uno de ellos lo denominó el nido ya que tenía un lecho de sedimentos blandos y cenicientos, semillas, útiles líticos sencillos y huesos de animales.

 El resto de hogares situados entre 9 a 30 pies de distancia contenían herramientas de piedra mucho más elaboradas (raspadores, láminas de piedra con el borde descamado y afilado) Alguno de los huesos de estos hogares correspondían con los huesos encontrados en el nido por lo que esto fue prueba más que suficiente para que Binford afirmara que se trataba del mismo nivel de ocupación.

En estos yacimientos fuera del nido se encontraron una mayor proporción de sedimentos carbonizados lo cual nos indica que ardieron más fuegos que en el nido. Los materiales encontrados en estos yacimientos solo se podían encontrar a gran distancia por lo que Binford conjetura que la cueva había sido habitada y compartida por un clan con gran movilidad y otro clan que dependía de los recursos más inmediatos. Binford afirmó que el nido estaba ocupado por mujeres sedentarias que recolectaban plantas y cocinaban en pequeños fuegos mientras que las otras áreas estuvieron destinados a los hombres que se alimentaban en mayor medida de animales que cazaban y volvían únicamente para aparearse.

Binford también apoya su hipótesis en las sociedades protohistóricas actuales en las cuales las mujeres recolectan alimentos en las cercanías del campamento mientras que los hombres van de caza, pero que en el caso de los Neandertales las piezas obtenidas no las compartían con todo el grupo.

Sin embargo muchos arqueólogos y prehistoriadores dudan de la validez de las premisas que presenta Binford ya que no existen evidencias reales que prueben tales conjeturas. Además de ser como Binford afirma descartaría por completo los también discutidos enterramientos neandertales ya que existen enterramientos de hombres junto a mujeres y a niños y de ser la organización social como plantea los hombres deberían de haber sido enterrados aparte.

Además la tesis de Binford deja de lado a los niños. Mientras estos fueran pequeños serian criados por sus madres pero al convertirse en adultos se deberían de marchar con el resto de hombres y de resultar ser el lazo afectivo de los Neandertales parecido al de los Sapiens resulta difícil de imaginar que los hijos se desvinculasen completamente de las madres y no las procurasen siquiera alimento.

Una teoría del emparejamiento indica que las emociones que nosotros asociamos con el amor, con el propósito de la reproducción, puede no haberse desarrollado con los neandertales, y puede haber sido circunscrita por la necesidad de anunciar la receptividad de las hembras más bien que por ocultarla. Las mujeres podrían haber actuado como en el caso de los primates, mostrando signos del estro, persiguiendo agresivamente a los machos u ofreciéndose a ellos durante el período fértil.

Debido a su tamaño, forma robusta y a las diferencias en la pelvis, se conjetura si el período de gestación de las mujeres neandertal duraba lo mismo que el de las mujeres sapiens o en cambio sería mayor. Trinkaus especula acerca de esto considerando que ya que los neandertales tenían el hueso púbico mucho más alargado habría sido posible que pudieran dar a luz bebés con la cabeza en torno a un 20% más grande. Acorde con esto sugiere que la gestación neandertal podría haber durado en torno a los doce meses para que el feto estuviera completamente desarrollado al nacer y madurar antes que el de los sapiens.

Sin embargo el descubrimiento de un esqueleto de un hombre neandertal adulto en la cueva de Kebara en Israel hizo que la teoría quedara completamente descartada. El hueso de la pelvis de este ejemplar es el más completo jamás encontrado. Se vio que la pelvis neandertal es más grande horizontalmente pero más estrecha longitudinalmente por lo que extrapolando el descubrimiento a un ejemplar femenino podemos asumir que la pelvis de una mujer neandertal no contribuiría a un canal de parto más grande. No obstante de lo que si existen pruebas es que los jóvenes neandertales maduraban más rápido pero también morían antes que los sapiens. Esto pudo ser un factor clave en la supervivencia de los sapiens en lugar de los neandertales ya que un crecimiento más lento ayudaría a facilitar el aprendizaje.

Dado que los grupos neandertales eran por regla general pequeños (entre 30 y 50 individuos), ¿cómo hacían para evitar la endogamia pasado un tiempo?

La respuesta nos la da el yacimiento de El Sidrón, en Asturias. Allí se descubrió un grupo familiar formado por doce individuos entre hombres, mujeres y niños que murieron todos al mismo tiempo.

Mediante el estudio del ADN mitocondrial se observó que los hombres estaban emparentados entre sí, en cambio las mujeres no.

Los restos pertenecían a dos mujeres adultas, un hombre adulto, dos hombres jóvenes, una mujer joven, tres adolescentes (todos ellos hombres) y tres restos distintos de niños. Dos de los niños son de una de las mujeres, otro de otra y la última mujer no tendría ninguna descendencia dentro del grupo.

El que fueran los hombres quienes compartían rasgos familiares entre sí nos demuestra que se trataba de las mujeres quienes se movían de un clan a otro con el fin de evitar la endogamia. Esto nos deja entrever una sociedad patriarcal de carácter local ya que los hombres eran quienes recibían a las mujeres de otros grupos y cuando las suyas llegaban a la edad reproductiva las enviaban a su vez a dichos otros grupos.

En este mismo yacimiento también se encontraron muestras inequívocas de canibalismo. Lo que no se tiene claro es de si pudo ser debido a alguna clase de canibalismo ritual o simplemente por necesidad.

 

Hemos ido viendo distintas facetas de la vida en grupo de los neandertales y diferentes visiones de la misma. Pero, ¿podemos afirmar ya que los neandertales eran seres sociales?

A decir verdad, existen evidencias de cómo individuos débiles, con algún tipo de lesión o enfermedad pudieron recuperarse de ella gracias muy posiblemente al cuidado de otro individuo o del grupo.

Un ejemplo de esto nos lo da un anciano del yacimiento de Chapelle-aux-Sints en Francia. Por los restos podemos ver que tenía artritis y los dientes muy gastados por lo que debió de sufrir grandes dolores y requerir de ayuda para aliviarlos y que alguien cuidase de él. Otro ejemplo lo vemos en un individuo de 40 años (Shanidar I), encontrado en Irak, que se vio privado de un brazo y de un ojo.

 

¿Podemos hablar de enterramientos neandertales?

A pesar de que la existencia de los enterramientos parece irrefutable no pasa lo mismo con el posible ritual que los rodearía o la función de los mismos.

Existen ejemplos de enterramientos entre otros lugares en el yacimiento de Chapelle-aux-Saints, la Ferrasiey la cueva de Kebara.

Las pruebas que apoyan la tesis del ritual en torno a los enterramientos son muy dudosas, entre las cuales se encuentran:

–        El sedimento de polen de flores alrededor de uno de los esqueletos de Shanidar que habrían podido ser depositadas sobre el cuerpo.

–        Los restos de un niño de unos dos años en Dederiyeh (Siria) en los cuales se encontró un útil de sílex a la altura del corazón y una losa de caliza junto a la cabeza.

–        En otros casos son aun mas vacuos ya que se trata de restos faunístico que pudieron ser enterrados junto con el difunto en señal de ofrenda.

El enterramiento pudo ser debido únicamente a la necesidad de alejar a los muertos de los vivos y evitar que los cadáveres atrajeran a todo tipo de carroñeros.

También se ha hablado de la posibilidad de que en algunos casos los enteramientos, así como los posibles rituales se pudieran llevar a cabo por la imitación de los Neandertales a los Sapiens.

No obstante no podemos descartar ninguna de las hipótesis, si podemos decir que existieron enterramientos neandertales aunque no estemos seguros del motivo por el cual los enterraban.

 

¿Tenían lenguaje evolucionado?

Se desconoce mucho de este tema al no haber pruebas fehacientes que lo afirmen ni lo nieguen. El cuello adelantado y la disposición de la laringe de los neandertales podría haber dificultado la articulación del lenguaje. Sin embargo otros estudios demuestran que el hioides estaba lo suficientemente desarrollado y posicionado como para la emisión de fonemas. Si bien poco más podemos hacer más que conjeturar acerca de este tema ya que tan válida sería una afirmación como la otra.

 

A fin de cuentas, los Neandertales no eran tan distintos de nosotros…

 

Autor: Alberto Julián Ibán Diezhandino

 

Fuentes consultadas

–       » Tal como éramos» de Maria Ángels Petit y Josep M.Fullola. Ariel

–       » El primate excepcional, El origen de la conducta humana» de Domínguez-Rodrigo M. Ariel.

–        «Alimentación y cultura. Perspectivas antropológicas» de J. Contreras y M-García. Ariel.

–        Fuentes de internet:

  1. www.usal.es
  2. www.taringa.net  apuntes y monografías. ¿Quiénes eran los neandertales?
  3. http://perso.wanadoo.es/aldaketa/pagina16.htm
  4. http://arquehistoria.com/historias/la-cultura-de-los-neandertales-502
  5. http://blasapisguncuevas.blogcindario.com

Sobre pandoramgzn