Dead Space 2

Print Friendly, PDF & Email
2 Votos obtenidos¡Vótame!

 

 

Dead Space 2 es un juego “survival horror” en tercera persona desarrollado por Visceral Games y lanzado para PC, Xbox360 y PS3 el 27 de enero del 2011 en Europa.

Para los que no lo sepan, yo nunca me he caracterizado por poseer una gran dosis de valía, por lo que los juegos de terror nunca han sido muy de mi agrado no por cuestiones de jugabilidad sino por el puñetero miedo que me dan. Pese a ello decidí coger este juego puesto que su jugabilidad parecía bastante prometedora. Ahora veremos si cumplió mis expectativas.

Primero de todo, voy a categorizar (a mi estilo) este juego de manera un poco más concreta.

En los survival horror la munición es escasa, aunque no suele ser el caso aquí. Pese a eso, según la dificultad que cojas, se podría considerar como tal. Pero la cuestión “terror”  es otro tema. Para mí hay dos tipos de juegos de terror; los psicológicos (poniendo como ejemplo “Silent Hill” ) y los de sustos ( y aquí es donde coloco a Resident Evil). Dead Space 2 me ha asustado, de eso no hay duda, y algunas veces te acordarás de la madre de alguno de los diseñadores por parir a un chaval capaz de maquinar sustos que harán que eches de menos dormir con tu osito/pingüino/ballena/ornitorrinco de peluche. Lo que no me gusta tanto es que pertenece al género de terror de sustos.

Recientemente cualquier material digital (películas, videojuegos, etc) recurre a este tipo de terror. Puede ser creativo y original, puesto que de hecho se trata de eso, de hacer algo súbdito e inesperado, pero no puedo evitar sentir que se ha puesto poco esfuerzo en ello. Al fin y al cabo, se trata de coger un punto cualquiera en el que el jugador esté despistado y poner un monstruo, un grito o un sonido alto y ya está. Consigue darte el susto y ponerte en alerta, sí, pero de modo “barato”. Los de terror psicológico, en cambio, se tratan más de algo constante que de hechos puntuales. Es necesaria una atmosfera, algo que te haga sentir incómodo, asustado, y como máximo recurso, débil. Si no puedes matar al enemigo o si no tienes armas decentes (matar demonios del infierno con un martillo es algo arriesgado) toda la partida es una especie de paranoia temiendo que aparezca algo contra lo que posiblemente no podrás enfrentarte mientras la música te va dando escalofríos. Si te dan poder en un juego, este factor se pierda bastante y se suele acabar recurriendo al terror de sustos que al psicológico. No me malinterpretéis, no digo que uno sea mejor que el otro, sólo que personalmente valoro más el terror psicológico, ¡pero para gustos colores, damas y caballeros!

 

¡En fin, me centro, que esto más que un review se me está volviendo una crítica social! Vamos al juego en sí. En Dead Space 2 vuelves a meterte en la piel de Isaac, un ingeniero que por cosas de la vida ha acabado en este embrollo de seres “alien” que infectan personas a diestro y siniestro.

En esta segunda entrega se “humaniza” un poco más a Isaac. En el Dead Space original era un tanto anónimo y desprovisto en cierta manera de personalidad, mientras que en la secuela se le ve conversando y tratando con otras personas, lo que lo hace más cercano a los jugadores.

En cuanto a los enemigos, no han cambiado demasiado a excepción de algunos nuevos, como por ejemplo unos seres pálidos enanos con aspecto humanoide que atacan en grupo o unos necromorfos que cargarán hacia ti con intención de tumbarte de un cabezazo. La forma de matarlos es la misma: dispara a las extremidades y tendrás un necromorfo muerto. En teoría. Aprendí a asegurarme siempre de que estuviera realmente muerto, puesto que pueden engañarte tirándose al suelo y levantarse para  atacar cuando menos te lo esperes, cosa que en un juego con cierta predilección  a darte sustos no es algo que te haga precisamente reír. A mí, más bien gritar como un poseso.

En lo que al arsenal se refiere, el sistema de mejoras es bastante razonable. El arsenal en sí es también bastante diverso, por lo que cada arma es una manera de matar diferente. Pese a ello, no puedes abusar mucho de una debido a la escasez de munición, por lo que tendrás que adaptarte a la situación y racionar la munición repartiendo el gasto que haces con cada arma.  He de decir, por cierto, que el cortador de plasma siempre ha sido de ms favoritas.

Los entornos conservan esa sensación de Dead Space : pasillos vacíos, zonas destruidas y oscuras… en un momento revisitas el Ishimura (debutó en el primero) y puedes ver como todo está bastante…estropeadillo, por decirlo de alguna manera. 

Siendo sincero, no sé que más aspectos resaltar… eres Isaac, estás atrapado, hay necromorfos, mátalos, sobrevive, sé un señor ingeniero feliz. La jugabilidad es repetitiva si se piensa sobre ella, pero uno no suele ser consciente de ello debido al factor terror. Pero si nos sentamos y recapacitamos, se basa en disparar a cualquier ser a las extremidades y ya. La historia no es del todo explotada, desde mi punto de vista, ya que a pesar de ser bastante ingeniosa, no parece traer nada consigo en cierta manera. Es como una especie de lazo en un regalo, lo hace bonito pero no se suele tener presente, porque simplemente está allí y nada más.

En cuanto al modo online, he de reconocer que no lo he probado. Con el lanzamiento de Dead Space 3 cerca y el hecho de que he de pagar para acceder al online de Xbox360 creo que no vale la pena mirar en ese aspecto a un juego que pronto quedará obsoleto por el siguiente lanzamiento en la saga. Siendo sincero, aún así, tiene buena pinta, y me recuerda en cierta manera al Left 4 Dead, con cierto encanto propio.

 

Resumiendo:

Pros:

–        A veces no hace falta cambiar. Parece un Dead Space 2.0, pero aun así consigue parecer nuevo respecto de la anterior entrega, pero con el encanto propio intacto

–        Algunas situaciones son interesantes y meticulosamente preparadas, como por ejemplo un almacén lleno de containers en el cual te esperan esos seres que cargan contra ti de cabeza. Los ves pasar, acechándote, y no sabes cuando saldrá uno a atacarte ni por donde.

–        Isaac por fin parece una persona ya que tiene personalidad y no un robot asesino sin corazón (que,oye, tiene su punto guay aun así)

–        En  algún momento te asustarás, si eso es lo que buscas

 

Contras:

–        Más historia que el anterior pero aun así parece poco relevante

–        Mecanismo de combate un tanto repetitivo. Si hubieran necromorfos que necesitaran otros métodos para morir la cosa cambiaria, pero no es el caso.

–        El juego tiene en teoría algunos “jefes”, pero no sienten muy apoteósicos que digamos. El jefe final es un tanto puñetero pero sencillo, pero es en cierta manera anticlimático debido a lo repentino de su aparición.

En definitiva, Dead Space 2 fue un juego divertido. Tiene sus fallos, aunque el terror los camufla muy bien, por lo que no destacan demasiado si uno no reflexiona sobre ello. La campaña es entretenida (de hecho lo pasé muy bien jugándolo y recomendaría a muchos hacer lo mismo), aunque tiene poco sentido jugarla dos veces, así que dependes solo del modo online para ver si el juego perdurará bastante tiempo dentro de tu consola. Puede ser arriesgado, así que mi consejo es alquilarlo durante un período un tanto largo en vez de comprarlo, especialmente teniendo en cuenta que la tercera entrega se acerca ya.


 

Redacción: Adrián Soria Bonilla

Sobre pandoramgzn