Gabriel Eid: “Un buen artista se tiene que dar a conocer”

Print Friendly, PDF & Email
Gabriel Eid, dueño de la Galería Gabriel EID

Gabriel Eid, dueño de la Galería Gabriel EID

5 Votos obtenidos¡Vótame!

El pasado sábado 26 de marzo se inauguró en Alicante la Galería Gabriel EID, cuyo propietario, el parisino Gabriel Eid, posee una amplia experiencia como director y asesor en las galerías de Frédéric Got Fine Art. Hoy hablamos con él para conocer de cerca su proyecto y su punto de vista sobre las tendencias dentro del mercado del arte.

Pandora Magazine: ¿Cuál es su experiencia profesional en el mundo del arte?

Gabriel Eid: He trabajado durante veinte años en cuatro galerías diferentes, siempre en París, promocionando a artistas nacionales e internacionales, sobre todo en ferias y salones de ciudades como Londres, Nueva York, Chicago, Miami, o Florida.

PM: ¿Con qué artistas ha trabajado?

GE: Sobre todo me he centrado en el mercado de la escultura, porque es lo que más me gusta. Trabajé por ejemplo con Carlos Mata, que murió en 2009, con quien hice muchas exposiciones y eventos que nos dieron muy buenos resultados. También he trabajado con artistas como Britto o Jaques Le Bescond, que realmente comenzaron haciendo piezas pequeñas y ahora son bastante conocidos y trabajan con esculturas de gran tamaño, para exteriores.

PM: ¿Por qué ha elegido la ciudad de Alicante para continuar con su trabajo?

GE: He venido aquí para cambiar mi vida a mejor. En París siempre estaba viajando, siempre con prisas, con estrés. En Alicante las distancias son más cortas, puedes ir más fácilmente a Madrid que desde Barcelona, por ejemplo. Está cerca de Valencia, de Toledo, de todos esos centros culturales. Y es una ciudad tranquila. Quizá demasiado tranquila, pero esa es la razón por la que quería desarrollar mi vida profesional aquí. Aunque no por estar aquí mi vida va a ser más tranquila, al contrario. Va a ser mucho más difícil para mí que, por ejemplo, poner en marcha una galería en París, porque allí conozco el mercado, sé dónde instalarme. En Alicante tengo que empezar desde cero y es un reto.

PM: ¿Cuál es el objetivo de la galería?

GE: La galería se ha abierto como una tienda, pero no espero extraer beneficios inmediatamente. El día de la apertura la gente estaba interesada, conocí a personas de Barcelona, Valencia, Alicante, que estaban contentas de ver que hay una ciudad como Alicante con una galería de arte moderno, agradable. Por eso creo que con esta galería puedo aportar un movimiento artístico que puede ser interesante para todo el mundo. Mi intención realmente es descubrir a los artistas locales y nacionales, traerlos, y darlos a conocer. Es decir, no sólamente ganar dinero, sino también aportar un poco de arte a la ciudad.

Momento de la inauguración en Alicante

Momento de la inauguración en Alicante

 

PM: Quiere llevar a cabo la misma labor que desarrollaba en París, pero en Alicante.

GE: Exactamente. No quiero traer aquí a los artistas que he conocido en París, lo que quiero es descubrir a los artistas alicantinos y que, con mi experiencia y los trucos que conozco, podamos desarrollar el mercado juntos.

PM: Entonces, su primer objetivo no es la venta a corto plazo.

GE: La energía que utilizo en mi trabajo habitual en la galería o en las ferias es puramente comercial, pero aquí es al contrario. No estoy centrado en la venta, no estoy pensando “Hoy hace falta que venda una pieza”. Si me enfoco en la venta aquí, me voy a desmoralizar y voy a perder la pasión. Primero quiero recabar toda la información posible para llevar a cabo un evento cultural que pueda ser interesante para la ciudad.

PM: ¿Por qué ha cambiado su forma de trabajar?

GE: Porque no puedo venir con la misma rutina de trabajo que en Francia y aplicarla aquí. El ritmo de vida es diferente, la gente es distinta, y me tengo que adaptar. Conozco muy bien el mercado internacional, el mercado en Francia, en Madrid, en Barcelona, en algunos lugares de Italia. Pero es un mercado diferente del de Alicante. Aquí tengo que adaptarme por ejemplo al rango de precios, no puedo ofrecer los mismos a los que estoy acostumbrado, porque quizá son demasiado elevados.

PM: ¿Es difícil trabajar en el mundo del arte?

GE: No, y ese es un tema del que siempre trato con los vendedores. Cuando tú trabajas en el mundo del arte, la técnica de venta se aprende, pero te tiene que apasionar el arte y tienes que tener el bagaje cultural necesario, es decir, estar al día, saber cuáles son los artistas conocidos, y saber hablar de arte, saber discutir sobre arte.

PM: ¿Cómo ha cambiado la venta del arte? ¿Cuál es la tendencia actual?

GE: La mentalidad del coleccionista ha cambiado gracias a las ferias. Antes, el coleccionista tenía un contacto directo con determinadas galerías. Cuando quería coleccionar a un determinado artista o quería saber si había una pieza nueva, llamaba a la galería. Pero ahora, con tal cantidad de ferias en el mundo, hay más oferta y más posibilidad de negocio. Las ferias son necesarias en el mundo del arte, son la tendencia, sin ellas, las galerías de arte no sobrevivirían a la crisis económica.

PM: ¿Es mejor para el arte?

GE: Es mejor para el artista, porque le da la posibilidad de salir a la luz. Un buen artista se tiene que dar a conocer, hace falta que exponga en diferentes países y ciudades. Cuanto más se conozcan sus obras, más se confía en él. Antes, la mentalidad de la galería era firmar un contrato con el artista —aunque yo no he firmado jamás un contrato, yo prefiero que sea libre— y el artista dependía de ella. Si la galería cerraba por cualquier problema, el arista estaba muerto. Por eso, el hecho de que haya ferias es mejor, porque puede trabajar con más galerías. En una feria no hay beneficio económico, pero consigues notoriedad, ganas a largo plazo, porque la gente te compra después, una vez que has conseguido la confianza.

Agradecemos a Gabriel Eid su invitación a la inauguración de su nueva galería y que nos concediera esta entrevista.

Sobre Verónica López López

Soy periodista y vivo en Alicante. Me encanta todo lo que tenga que ver con la cultura y el arte, desde lo clásico a lo contemporáneo. Y por supuesto, soy una #catlover empedernida.