Especial Samuráis | La indumentaria de un samurái

Print Friendly, PDF & Email

12 Votos obtenidos¡Vótame!

 

 

Si pensamos en un samurái la primera imagen que nos viene enseguida a la mente es esta, la de un hombre ataviado con kimono o llevando hakama.

En efecto, la vestimenta típica de un samurái era esa. Acostumbraban a llevar el kimono y la hakama, que es una falda pantalón con pliegues (cinco por delante y dos por detrás) que se ataba a la cintura. También solían llevaban encima un haori, una prenda de vestir amplia que se llevaba sobre el kimono a modo de chaqueta.

Para las ocasiones formales los samuráis usaban el kamishimo, que significaba literalmente “arriba y abajo” y constaba de dos prendas: la hakama para la parte inferior y el kataginu para la superior. Este último era una especie de chaleco con unas hombreras exageradas hechas con barba de ballena.


Y para ocasiones de extrema formalidad, como por ejemplo una entrevista con el mismísimo Shōgun, los daimyō llevaban lo que se llama nagabakama, que eran unos pantalones muy largos, mucho más que la hakama. Era una prenda de etiqueta reservada especialmente para los cargos importantes (daimyōs y nobleza).

Obviamente, en el campo de batalla la indumentaria era distinta. Antes de ir a la guerra en busca de honores, los samuráis se preparaban los ropajes y la armadura que llevarían. Colocársela era casi un ritual, pues constaba de varias piezas que iban rigurosamente colocadas y atadas para proteger cada una de las partes del cuerpo del samurái.

Pero esto os lo contaremos con más detalle en el próximo artículo.

Redacción: Mariona Rivas Vives

Sobre Iona Rivas Vives