El caballero invisible, Valerio Massimo Manfredi

Print Friendly, PDF & Email
4 Votos obtenidos¡Vótame!

 

covergquMuchas veces, ante la oferta de nuevas obras por parte de autores que copan nuestra lista de favoritos (personal e intransferible, por supuesto), dejamos un tanto de lado a otros escritores, consagrados o nóveles, cuya obra desconocemos. Dice el refrán que más vale malo conocido que bueno por conocer, aunque tal vez ande un tanto errado en un tema como la literatura. Por eso, entre los escasos propósitos de Año Nuevo con los que inicié este 2.014, pues huyo de promesas que conozco incumplidas de antemano, me propuse explorar nuevos autores y géneros. Así, un día como otro cualquiera que me paseaba por una librería de segunda mano de mi ciudad, leyendo títulos y autores en el lomo de infinidad de volúmenes, me topé con lo que a la postre ha sido una joya. El Caballero Invisible, de Valerio Massimo Manfredi. Era una pequeña edición no venal, en perfecto estado, a un precio irrisorio y de apenas cien páginas, lo que la convertía en la candidata ideal para adentrarme en el mundo del escritor italiano. Cierto es que conocía su existencia y más o menos qué es aquello que escribe, novela histórica principalmente, pero jamás lo había leído. Era hora de darle una oportunidad. Y acerté.

La historia, que se trata más bien de un relato largo que de una novela, narra el viaje del caballero Jean de Roquebrune y su fiel escudero  hacia León, con el fin de poner sus armas a disposición del rey en la guerra contra el invasor musulmán. Sin embargo, apenas comenzado su camino, aparece ante ellos un caballero templario que les encarga la custodia de un misterioso fardo, que habrán de defender con su vida si es preciso. En ese punto, cuando el marca páginas escasamente ha avanzado hasta la décima parte del grosor del libro que nos ocupa, el noble templario desaparecerá y nos dejará metidos de lleno en la aventura.

La narración, en primera persona, se hace desde el punto de vista del escudero, en pasado, cuidando al extremo la concordancia de todo lo relatado. El obvio desconocimiento de algún que otro pasaje, al no contar con la figura del narrador omnisciente, no hace otra cosa sino enriquecer la historia. El lenguaje utilizado, muy cuidado y acorde en todo momento a la época, se desarrolla sin florituras pero con una enorme riqueza.

No se utiliza un número elevado de personajes, pues apenas si hay tres que gocen de la condición de protagonistas tal y como lo entendemos comúnmente. En el caso de los demás, de tratarse de una película en lugar de un libro, bien podríamos hablar de pequeños cameos. Son creíbles, nada planos y poco estereotipados, algo de agradecer en novelas de este tipo.

Sencilla en su planteamiento pero con giros argumentales interesantes, podemos hablar abiertamente de una muy buena historia que se lee de una vez. No es nada predecible y es capaz de mantener el misterio a lo largo de todas sus páginas. El final, correcto y acertado, nos resolverá las dudas que se nos hayan podido generar durante la lectura, poniendo un buen broche a un mejor relato.

 

Reseña: Jose Antonio García Santos

Sobre Lydia Alfaro

Escritora, soñadora y eterna aprendiz. Puedes seguirme aquí: https://www.facebook.com/lydiaalfaroescritora