Crítica | “Una Bolsa de Canicas”, una historia bonita y con corazón

Print Friendly

4 Votos obtenidos¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: Un Sac De Billes. Dirección: Christian Duguay. Guión: Christian Duguay, Benoît Guichard. Dir. Fotografía: Christophe Graillot. Reparto: Dorian Le Clech, Batyste Fleurial, Patrick Bruel, Elsa Zylberstein. Género: Drama. Duración: 114 mins. Año: 2017. País: Francia, Canadá, República Checa. Producción: Quad Films, Gaumont, TF1 Films Production, Forecast Pictures, Panache Productions, Okko Productions. Distribución en España: A Contracorriente Films. | Link al Tráiler

Segunda Guerra Mundial. Maurice y Joseph, dos pequeños hermanos de religión judía viven en la Francia ocupada por los nazis. Para salvarse, deberán abandonar a su familia. Haciendo muestra de ingenuidad propia de niños, pero también astucia, coraje e ingenio para sortear a los invasores enemigos, los dos jóvenes intentarán reunir a toda su familia de nuevo en la zona libre del sur de Francia.

Hoy toca una producción francesa. Que además habla sobre un periodo histórico centrado en Francia. Y posteriormente volveremos a esto de las pelis que enseñan historia, porque tiene más chicha de lo que aparenta.

Dirigida por el canadiense Christian Duguay, al que quizá conozcáis o hayáis visto algo, pues tiene trayectoria de sobras. De hecho también ha realizado anteriormente pelis de época o históricas. Nada mal dirigida, “Una Bolsa de Canicas” sabe enfocarse de buena manera en favor de la emoción, el punto fuerte de la película. Aunque quizá sobren unos minutos de metraje y a veces la selección de planos o la secuencia de montaje podrían haber salido mejor, en general hay buena mano en dirección y aspectos técnicos de la cinta.

El propio Duguay junto a Benoît Guichard ejercen como guionistas, dialoguistas y adaptadores en la producción. Aunque es un poco tramposo en su vertiente puramente histórica (cosa bastante habitual en este tipo de cine, pues no es un documental objetivo) al final juega las piezas para favorecer lo personal, lo interesante. La historia de los dos hermanos Joffo, basada además en lo escrito por el propio Joseph Joffo en 1973. Pero lo importante es que el guión es consistente y aunque sin demasiada complicación relata de buena manera los sucesos y acaba siendo una bonita y emotiva historia.

Un reparto que vende muy bien su papel de “bueno o malo” y con unos personajes principales que nos transmiten con alma el amor familiar, con una elegante presencia de la madre (Elsa Zylberstein), por ejemplo. Pero los que están bastante bien a mí parecer (aunque compañeros de profesión manifestaron ideas contrarias al acabar el pase de prensa) son los hermanos protagonistas. Dentro de esta atmósfera muy “peliculera” y sentimental juegan con solvencia su interpretación Dorian Le Clech (Joseph) y Batyste Fleurial (Maurice). En líneas generales tenemos gente válida que hace lo que se le pide y ya.

Otro punto interesante y aprovechado, o así lo recuerdo, es lo visual. Tanto fotografía como escenarios empujan un pelín más lo bueno de la película pues sabe sacar partido de su ambiente, época y estilo rural. Acompañamos de buen grado la trágica aventura de los dos hermanos atravesando campos, playas y pueblecitos encantadores de la Francia de los 40.

Banda sonora muy en sintonía con el resto de elementos y aunque no resulta formidable ni tiene acordes que recordarás toda tu vida no es para nada mala.

En definitiva podría resumiros este film como una película maja, simpática. No es para nada perfecta, se le puede sacar punta a varios fallos, si eres muy fan de la historia y del cine fidedigno a ella quizá salgas molesto, etc. Pero al final, es una historia bonita y con corazón, y si eso te gana pues creo que ya es suficiente resultado como para disfrutar a pesar de pequeños detalles. Si tenéis aprecio por vuestra familia u os gustan las historias que se centran tanto en el vínculo de este tipo probablemente salgáis conformes de la sala. Y al final, no son ni dos horas y son entretenidillas. A veces basta.

Crítica: Dani Pereira

Imágenes proporcionadas por la distribuidora

Sobre Dani Pereira

20 años, aficionado a todo lo que sea escribir, con vocación al cine, las series, los cómics, los videojuegos, la música y el baloncesto.