Afremov, porque la originalidad aún existe

En el panorama artístico actual es difícil encontrar un artista fresco, original y rompedor.  Por eso Leonid Afremov se te instala en el alma una vez lo descubres, su colorido te […]
Print Friendly, PDF & Email

9 Votos obtenidos¡Vótame!

En el panorama artístico actual es difícil encontrar un artista fresco, original y rompedor.  Por eso Leonid Afremov se te instala en el alma una vez lo descubres, su colorido te atrapa y ya no te suelta.

Afremov es un pintor bielorruso nacido en 1955 que estudió Bellas Artes en  la escuela de Vitebsk, fundada por el mismísimo Chagall y de la cuál emergieron  personajes como Kandinsky. La vida de este pintor no está exenta de drama, ya que fue víctima del antisemitismo que le hizo emigrar a Israel y cambiar su nacionalidad Rusa por ésta última. En Israel descubrió su estilo,  pero se enfocó en pintar desnudos que no fueron tomados a bien y  que  desencadenaron los ataques que sufrió en  dos ocasiones  la galería que poseía en la ciudad de Asdod, hecho que le hizo mudarse a Estados Unidos; país en el que está radicado actualmente.

Afremov vende casi toda su obra por Internet en contacto directo con su público. Es un artista actual y único, así lo demuestran sus cuadros. No utiliza pinceles, sino únicamente espátulas, y su estilo pese a ser llamado neo-impresionista, a mi parecer sigue la corriente postimpresionista de principios del siglo XX creada por Cézanne, Gauguin y Van Gogh, no es tan cerrada como el impresionismo o el neo-impresionismo en donde se utilizaba el uso de colores puros pero sin mezclarse entre sí. Afremov mezcla el color de una forma casi utópica (siempre colores puros), y crea texturas y relieves que sugieren que estás frente a un cuadro realizado capa sobre capa.

Afremov posee una influencia  Kandinsky, presente en la riqueza cromática de su obra que parece que baila con el color, utilizando un óleo muy diluido;  mezclando tonos cálidos y fríos en un mismo lienzo para romper con toda armonía  e instaurar la suya propia, la armonía Afremov, en la que todo rebosa vida y alegría.

Os invito a visitar  su página web, en dónde podéis adquirir  un lienzo del pintor (que se subastan cual eBay), bien sea por diez euros o por mil. Aunque es un arte que a mi parecer, dada su calidad, se vende a un precio infinitamente barato. Es lo que tienen los tiempos de crisis.

 También os dejo un vídeo del artista en acción.  Sé que ya no olvidaréis su nombre, ni su obra, nadie podría hacerlo. Los talentos como Afremov se te quedan en un rinconcito del alma durante toda  la vida. Eso es lo maravilloso del arte.

 

 

Redacción: Jhayra Bravo Riascos

Sobre pandoramgzn